Seguidamente, será el propio literato quien tomará el testigo, para pasárselo a su hija. De esta forma, Korrika quiere representar el relevo generacional necesario para que el proceso de euskaldunización avance. La marcha partirá hoy, a las cinco y media de la tarde de Carranza. Tras recorrer todos los rincones de Euskadi y Navarra, el 1 de abril concluirá en Pamplona. Ayer, fueron sindicatos vascos los que quisieron mostrar su apoyo a esta iniciativa.