La Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT ha exigido la "salida inmediata" del propietario de Koxka y Kobol, AIAC, y ha reclamado al Gobierno de Navarra su "apoyo" para "la incorporación de un nuevo inversor con un proyecto industrial".

En un comunicado, la MCA-UGT ha afirmado que "la respuesta negativa dada por AIAC a la propuesta formulada por un sector de comité de empresa de Koxka y su insistencia en rebajar unilateralmente los salarios de los trabajadores es la demostración palpable de la actitud chantajista de dicho grupo inversor especulativo, que no tiene el más mínimo interés en el futuro de la planta y del empleo, y que sólo busca beneficios económicos a corto plazo".

El sindicato ha reiterado el posicionamiento que ha venido expresando desde la presentación del plan de viabilidad hace ya una semana, en el sentido de la "total falta de credibilidad de la firma AIAC", ya que "ha incumplido los acuerdos alcanzados con UGT y avalados por la mayoría de la plantilla", razón por la cual exige su "salida inmediata de Koxka".

Por otro lado, la MCA-UGT ha reclamado al Gobierno de Navarra "un posicionamiento claro frente a esta sociedad especulativa que representa AIAC, que está descapitalizando la empresa y desviando recursos económicos a otras firmas de su propiedad".

Asimismo, el sindicato ha pedido al Ejecutivo foral que "realice todos los esfuerzos necesarios para facilitar la incorporación de un nuevo inversor industrial con un proyecto de futuro para Koxka".

"La MCA-UGT está dispuesta a negociar para buscar soluciones que garanticen el futuro de la planta y del empleo, pero sólo negociará cuando se haya incorporado a Koxka un nuevo inversor con un verdadero proyecto industrial", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.