La Conferencia Sectorial de Servicios Sociales ha aprobado este miércoles una dotación de 8,9 millones de euros para el Plan de Prestaciones Básicas (PPB) y de 7,45 millones para la Renta Mínima de Inserción (RMI).

Según ha informado en un comunicado la Conselleria de Familia y Servicios Sociales, en el caso del PPB se pretende dar cobertura a diferentes programas como el destinado a la atención a domicilio municipal, las ayudas económicas, el de alojamiento alternativo y comedores sociales o el de prevención e inserción social.

Por otra parte, la Conferencia Sectorial ha acordado destinar a la partida de Renta Mínima de Inserción (RMI) de Baleares 7,4 millones de euros que se dirigirán a las personas y las familias que no disponen de recursos económicos para cubrir sus necesidades básicas.

Esta ayuda económica se solicita a través de los servicios sociales municipales y de los Consells Insulars y se complementa con actividades formativas y de inserción laboral. La cuantía básica para una persona sola es de un máximo de 425 euros mensuales y puede llegar al 125 por ciento del indicador público de renta para familias con siete miembros.

También se ha dado cuenta de los proyectos normativos que en estos momentos está tramitando la Conselleria como el proyecto de decreto para el Foro del Voluntariado, el proyecto de decreto del registro de voluntariado y el decreto de la tarjeta básica (ya publicado), entre otros.

La Conferencia Sectorial es el órgano de coordinación en políticas de servicios sociales entre el Govern y los Consells. La preside la consellera y participan las consejerías competentes en la materia de cada una de las instituciones insulares.