El Plan para la Conservación de la Biodiversidad de Endesa, puesto en marcha por la compañía desde 2013, cuenta con 31 medidas sobre ecosistemas acuáticos, protección de la avifauna y hábitats y usos del territorio con el fin de avanzar en la protección del entorno. Este jueves, 22 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de Medio Ambiente de Endesa para España y Portugal, David Corregidor, subraya que el programa tiene tres objetivos: "integrar la conservación de la biodiversidad en todos los negocios de la compañía, promover una cultura interna de conservación de la biodiversidad, y poner en valor la conservación del patrimonio natural de los activos".

"En definitiva, se trata de trabajar en la mejora y la conservación de la biodiversidad en nuestras instalaciones de producción y distribución de energía, en su entorno y en proyectos de investigación, todo ello sobre dos ejes principales: por un lado, la preservación de ecosistemas, hábitats y poblaciones de especies autóctonas y por otro, el control y la erradicación de las especies invasoras", detalla.

Precisamente, la política medioambiental de Endesa, aprobada y publicada en 1998 y revisada en 2003, establece como uno de los principios de referencia "conservar el entorno natural de sus instalaciones mediante la adopción de medidas para proteger las especies de fauna y flora y sus hábitats", que en 2013 se formuló con el citado Plan con la intención de crear una matriz más ágil, versátil y eficaz.

Esta matriz ordena las iniciativas por ámbitos de actuación (instalaciones propias, áreas de influencia, proyectos de investigación, proyectos socio-ambientales y proyectos singulares) y por ámbitos de aplicación (gestión de usos e infraestructuras, gestión de hábitats, especies autóctonas y especies exóticas).

Los ámbitos de actuación indican el entorno físico, mientras que los ámbitos de aplicación hacen referencia al medio natural receptor. De esta forma, el plan abarca tanto la complejidad de las interacciones de los negocios de la compañía con la preservación de la biodiversidad, como las acciones de demanda social en materia del uso racional de los recursos naturales.

En concreto, el nuevo plan desarrolla 31 iniciativas sobre ecosistemas acuáticos, protección de la avifauna y hábitats y usos del territorio. De todas estas actuaciones, 18 corresponden a nuevos proyectos y el resto son acciones que proceden de años anteriores y que tienen su continuación en 2014. Los empleados también participan en la conservación de la biodiversidad a través de programas presenciales de formación, entre otras medidas.

Durante 2013 se han realizado iniciativas y acciones en el marco del Plan de Conservación de la Biodiversidad que se comparten con universidades y centros de investigación (36%), con la Administración pública (21%) y con organizaciones no gubernamentales (43 %), según especifica Corregidor.

Sobre los logros alcanzados en estos años, argumenta que la compañía no persigue "hitos concretos en la conservación de la biodiversidad, sino perseverancia y continuidad en el desarrollo de nuestro Plan para la Conservación de la Biodiversidad". "No en vano, la conservación de la biodiversidad ya es un hito en sí mismo", apostilla.

"Sin embargo —prosigue—, si hubiera que destacar un proyecto de conservación sobre el que tenemos depositadas muchas ilusiones podríamos hablar de MODESTR, una base de datos global sobre biodiversidad que trabaja con un soporte georeferenciado, que ya empieza a estar operativa y que invitamos a los interesados a conocerla a través de su espacio web http://www.ipez.es/ModestR/".

Actuaciones en 2013

En ecosistemas acuáticos, durante 2013 Endesa ha continuado con las investigaciones sobre el mejillón cebra en el río Ebro, aguas abajo del embalse de Mequinenza, además de realizar estudios sobre las lagunas esteparias y sus poblaciones de crustáceos en España y Mongolia, aplicación de crecidas controladas desde embalses para la conservación de ecosistemas acuáticos o estudios de la conectividad fluvial de la trucha mediante radio seguimiento, en tramos altos de ríos pirenaicos, entre otros.

En este mismo periodo, en Protección de la avifauna, Endesa ha participado, como socio cofinanciador, en el Proyecto Life en Andalucía para la conservación y gestión en las zonas de especial protección para aves esteparias; en Aragón, la empresa modificó 89 apoyos en 17 kilómetros corregidos de líneas y 3 kilómetros señalizados; en Baleares ha coordinado diversas actuaciones medioambientales en distribución eléctrica a través del 'Proyecto Avilínia'; en Cataluña ha continuado el estudio del comportamiento del águila perdicera; y en Canarias se han instalado 120 balizas en dos kilómetros de líneas en Lanzarote para evitar la colisión de aves.

En cuanto a los proyectos sobre hábitats y usos del territorio se ha realizado un estudio de las poblaciones de murciélagos en centrales hidroeléctricas de Endesa en Cataluña; ha colaborado con la Fundación Oso Pardo para el acondicionamiento de los pasos de fauna en canales hidroeléctricos y se han inventariado las comunidades naturales en el lago de As Pontes (La Coruña) de especies vegetales, censos de avifauna y de zooplancton y peces.

Entre las publicaciones de Endesa, se han realizado dos monografías, una sobre la conectividad fluvial de la trucha y otra sobre los lagos de la Fundación Huinay. Además, se presentó en el Museo Nacional de Ciencias Naturales el libro "El reto de conservar la Biodiversidad"; y se han publicado dos artículos en revistas científicas sobre un nuevo crustáceo y sobre las preferencias de hábitats del mejillón cebra.

Respecto a las actuaciones en América Latina, en Chile, a través de la Fundación San Ignacio del Huinay, se han realizado proyectos de investigación de biodiversidad y ecosistemas en la región de los fiordos de la Patagonia; en Brasil, continuó el proyecto de reforestación de la ribera del rio Paranaiba en la central hidroeléctrica Cachoeira Dourada; en Perú, ha enfocado sus actuaciones de conservación en el entorno de las centrales de Chimay, Callahuanca y Malacas; y en Colombia, se continuó en la administración, vigilancia e implementación de la restauración ecológica del Bosque Endesa.

Endesa también se ha adherido al Pacto por la Biodiversidad, promovido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, "un reconocimiento de la importancia de la conservación de la biodiversidad, y a la vez un compromiso formal de la compañía, al más alto nivel, con los objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas", en palabras de Corregidor.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.