El departamento de Fomento ha mantenido este miércoles una reunión con el Ayuntamiento de Oláibar y el concejo de Olave para informarles de que se va a acometer, de manera "inmediata", una serie de medidas efectivas de calmado de tráfico con objeto de mejorar la seguridad vial y la funcionalidad de la travesía de esta localidad.

A la reunión, según ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado, ha acudido el director general de Obras Públicas, Ignacio Nagore, además de personal técnico del departamento. Por parte del Ayuntamiento de Oláibar han estado presentes la alcaldesa, María Carmen Lizoain, el alcalde del concejo de Olave, Mikel Uriarte, y personal del consistorio.

Las medidas de carácter provisional planteadas por el departamento y que se prevén abordar de manera inmediata consisten en cebrear los arcenes y disminuir en 30 cm la anchura de cada carril, hasta los 3,20 cm, a ambos lados de la travesía de Olave desde el p.k. 10+400 al 10+550 por el sur y del p.k 10+650 al p.k. 10+750 por el lado norte.

En un primer momento, se mantendrán tal y como se realizan actualmente todos los movimientos de vehículos de entrada y salida al núcleo urbano.

Paralelamente a estas actuaciones provisionales, ha recordado el Ejecutivo, se encuentra en fase de concurso el estudio técnico del funcionamiento de la carretera N-121-A, Pamplona-Behobia, donde se solicita de manera específica un análisis de la funcionalidad de la travesía de Olave.

Según han expuesto desde el Gobierno foral, sus conclusiones aportarán información importante para concretar la solución definitiva. Esta tendría, según las estimaciones del departamento de Fomento e incluyendo las actuaciones que ahora se acometen, un coste cercano a los 300.000 euros, y necesitará la elaboración de un proyecto y contar con la dotación presupuestaria suficiente.

La solución definitiva que, a falta de concretarse se ha abordado en la reunión de este miércoles, cuenta con el consenso de Fomento y el Ayuntamiento de Oláibar. Con ella se pretende, por un lado, aumentar el carácter urbano de una travesía extremadamente corta con la realización de aceras y la colocación de farolas y, por otro, ordenar y canalizar en base a criterios de seguridad vial y funcionalidad todos los movimientos que se realizan en la actualidad por medio de señalización e isletas.

Se incluirá, además, el estrechamiento de los carriles y el cebreado de arcenes que ahora se va a ejecutar, la realización de un carril de deceleración de entrada al núcleo urbano desde Pamplona, un tercer carril para giros a la izquierda en la entrada desde Irún al núcleo urbano de Olave y un pequeño carril de deceleración para acceder a la carretera de Olaiz.

Consulta aquí más noticias de Navarra.