La Venus de Medici protagonizará este jueves, a partir de las 18.00 horas, el ciclo "La obra en su contexto", dedicado a conocer más a fondo las principales piezas de arte del Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, dependiente de la Diputación Foral de Bizkaia y del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao.

La Venus de Medici es una de las esculturas antiguas más admiradas por el público desde finales del siglo XVII hasta el XIX. Se desconoce el momento y el lugar exacto en el que se halló esta obra, que formó parte de las colecciones Medici y, durante algún tiempo, permaneció en la villa que la familia poseía en el Pinicio, en Roma.

Sin embargo, en 1677, el Papa Inocencio XI autorizó su salida de Roma y su envío a Florencia y, desde ese momento, se exhibió en la sala conocida como La Tribuna de los Uffizi.

La Tribuna de los Uffizi había sido creada a finales del siglo XVI por el Duque Francesco I de Medici para exhibir pinturas, objetos preciosos, joyas, gemas y pequeñas y raras esculturas de su colección. A medida que las esculturas más importantes de la colección Medici llegaban a Florencia, se iban instalando en este singular espacio que se convertía en un foco de atracción sin igual para los conocedores del arte antiguo, han explicado desde el museo.

Durante el siglo XVIII, la Tribuna rivalizó con el Patio de las Estatuas del Vaticano y la Venus de Medici se convirtió en una de las obras más admiradas de la antigüedad.

Desde el museo han indicado que, a comienzos del siglo XIX, "su fama había alcanzado tales cotas que Napoleón quiso tenerla consigo en París y, tras un breve tiempo, la Venus regresó a La Tribuna, donde se ha exhibido desde entonces".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.