Sudán
Sudán del Sur.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió este domingo el apoyo de la comunidad internacional para poder socorrer a los cientos de miles de niños "en riesgo inminente" a causa del conflicto en Sudán del Sur.

El sueño de un Sudán del Sur seguro se está convirtiendo en una pesadilla para sus niños"El sueño de un Sudán del Sur seguro y pacífico se está convirtiendo en una pesadilla para sus niños", indicó en un comunicado la vicedirectora ejecutiva de Unicef, Yoka Brandt.

Según la agencia de la ONU, el 80% de los menores de cinco años en los estados del país más afectados por los combates están en "riesgo elevado de enfermedad y muerte".

En el conjunto del país, Unicef calcula que hasta 50.000 niños podrían morir de malnutrición, mientras que 740.000 menores de cinco años corren riesgo de inseguridad alimentaria.

Al mismo tiempo, un brote de cólera en Yuba, confirmado por las autoridades, plantea una nueva amenaza.

Unicef recordó que escuelas y hospitales han sido atacados y utilizados por las partes en conflicto, las cuales han reclutado a más de 9.000 niños soldado.

El llamamiento de Unicef llega con vistas a la conferencia de donantes que tendrá lugar el martes en Oslo, donde la agencia espera conseguir fondos adicionales para continuar sus labores en el país africano.

Se necesitan 111 millones de dólares

Para el conjunto de 2014, Unicef ha cifrado las necesidades para su trabajo en Sudán del Sur en 111 millones de dólares, aunque ha advertido de que las cifras están creciendo conforme se deteriora la situación en el país.

La crisis política iniciada en Sudán del Sur el pasado diciembre ha derivado en un conflicto étnico entre comunidades, que se han atacado mutuamente en los últimos meses y que ha causado miles de muertos y colocado al joven país al borde de un guerra civil.