El juez Del Olmo
El juez Del Olmo, en una foto de archivo Efe
El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado el auto por el que archivó una querella que Manos Limpias interpuso contra el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo y la fiscal
Olga Sánchez por supuesta destrucción de pruebas del 11-M y pidió que se investigue a esta asociación por acusación y denuncia falsas.

El sindicato 'Manos Limpias' no cuenta con representación en ningún centro de trabajo
En un auto notificado este martes, la Sala de lo Penal del TS desestima el recurso de súplica interpuesto por el llamado sindicato de funcionarios Manos Limpias, que no cuenta con representación en ningún centro de trabajo y tiene como secretario general a Miguel Bernard, ex dirigente del partido de extrema derecha Fuerza Nueva.

En la querella se acusaba a Del Olmo y Olga Sánchez de haber destruido pruebas del 11-M al autorizar el desmantelamiento de los vagones en los que explotaron las bombas y la "inhumación sin previa autopsia" de los terroristas que se suicidaron en Leganés.

El auto del TS que archivó el pasado 11 de enero dicha querella explicaba que Bernard viene ejercitando "un importante número de acciones contra personas e instituciones relevantes de la vida pública española".

Además, señalaba que el juez realizó todas las pruebas que consideró necesarias en los vagones, y que sólo después los devolvió a RENFE, que es su legítimo propietario y el único responsable de su conservación y destino.

Delito de acusación

El Supremo afirma que la querella "no solo carece de todo apoyo técnico jurídico, sino que sobrepasa de forma manifiesta los límites del prudente ejercicio de las acciones penales y entraña un manifiesto abuso de derecho y fraude procesal", afirmaba el Supremo.

Por ello, no sólo archivó la querella, sino que consideró que Bernard puede haber incurrido en un delito de acusación y denuncia falsas, castigado con hasta dos años de prisión, y a instancias de la Fiscalía pidió que fuera investigado por los Juzgados de Madrid.