Informe de Médicos del Mundo
Presentación del informe sobre acceso a la atención sanitaria por parte de los colectivos más vulnerables en Europa. MÉDICOS DEL MUNDO

La organización Médicos del Mundo ha detectado un aumento de casos en España que incluyen comportamientos racistas en el trato del personal sanitario a los inmigrantes. Así lo ha explicado este martes su presidente en España, Álvaro González, en la presentación del último informe sobre acceso a la salud de los colectivos más vulnerables en Europa.

En 2013, cada paciente que acudió a una consulta en uno de los programas de Médicos del Mundo asociado al Observatorio de la Red Internacional fue encuestado. En toda Europa se encuestó a 16.881 pacientes atendidos, el 95% extranjeros en el país. En España se realizaron 130 encuestas a pacientes atendidos en 11 ciudades; 125 de ellas se realizaron en tres semanas de diciembre y el resto, correspondientes a Tenerife, se realizaron durante todo el año.

Ahora de repente va y le dicen: no tiene papeles, fuera, y, además, con un tono discriminatorioAsí, el 33,6% (43,6 casos de 130) aseguró haber sufrido trato racista dentro la estructura sanitaria frente al 6,3% que dijo haberlo sufrido un año antes (6,4 casos de 103), más de 27 puntos; el promedio bruto en Europa es del 5,4%. González, ha explicado que hasta el real decreto de reforma sanitaria de abril de 2012, en España había gente que llevaba quince o veinte años acudiendo al sistema sanitario "y que ahora de repente va y le dicen: no tiene papeles, fuera, y, además, con un tono discriminatorio".

Médicos del Mundo asegura en el informe que "asistimos a un deterioro evidente de la percepción de la población migrante en España, debido a los discursos de los principales representantes políticos que señalan a esta población en la reforma sanitaria pretendiendo justificar la necesidad de limitar su acceso sanitario por el coste demasiado alto que representa para el sistema de salud. La población migrante se ha convertido, por tanto, en el chivo expiatorio de la crisis".

El 61,5% eran mujeres

De los 130 encuestados en nuestro país, ninguno era nacional español, el 27,1% era de América, el 24,8% era del África subsahariana, el 22,5% era del Magreb, el 19,4% de la Europa extracomunitaria, el 4,7% de la UE y el 1,6% del Medio Oriente. El 62% no tenía permiso de residencia y 59,4% solo contaba con un  acceso único a urgencias como cobertura sanitaria en el sistema público de salud; el 61,5% eran mujeres.

La mitad de los pacientes, el 52,4%, sufre denegación de atención sanitaria. Según el informe, "esperaban ser atendidos tal y como lo eran antes de las modificaciones introducidas por la nueva ley/decreto" y "se dieron cuenta de que ya no tenían este derecho". La encuesta se hizo en Almería, Málaga, Sevilla, Bilbao, Madrid, Palma de Mallorca, Zaragoza, Toledo, Tenerife, Valencia y Alicante.

El estudio denuncia que últimamente se está produciendo una negativa a conceder certificados de nacimiento a los recién nacidos de madres que no han podido pagar los gastos de la atención al parto, casos de los que en España Médicos del Mundo ha identificado alguno en dos comunidades autónomas, que luego se han resuelto.

"Una exclusión sistemática"

Aunque en España las embarazadas y los menores de 18 años están totalmente cubiertos, la organización ha detectado "una exclusión sistemática" de estas personas, "en parte por confusión, por desconocimiento o por ese mensaje xenófobo que se está transmitiendo", ha asegurado González, quien ha agregado que el 80-90% de los casos se acaban resolviendo, pero son "parches".

El sistema de vacunación en España "es uno de los mejores del mundo, al menos hasta ahora"A nivel europeo, dos tercios de las embarazadas carece de acceso a la atención prenatal y, en el mejor de los casos, solo uno de cada dos niños ha sido vacunado contra el tétanos, hepatitis B, sarampión o tos ferina, una situación que no se da en nuestro país, donde, según González, el sistema de vacunación "es uno de los mejores del mundo, al menos hasta ahora".

En algunos países, la tasa de vacunación es inferior al 30% (muy por debajo de la ratio de cobertura de la población general, en torno al 90). González ha recalcado que la situación de las mujeres embarazadas es "simple y llanamente inaceptable" y ha considerado que en época de crisis tanto ellas como los niños deberían estar especialmente protegidos.

Los tres obstáculos al acceso a la sanidad citados en toda Europa con más frecuencia son los problemas financieros (25%), los problemas administrativos (22,8%) y la falta de conocimiento o de comprensión del sistema sanitario (21,7%).