La falta de oportunidades y la precariedad aceleran la fuga de médicos madrileños al extranjero

  • El número de galenos madrileños que obtuvieron el certificado para marcharse al extranjero pasó de 171 en 2011 a 843 en 2013, un 293% más.
  • Además, la Comunidad habrá perdido casi mil médicos entre 2013 y 2014 por jubilaciones forzosas y bajas voluntarias.
  • El 20% de los doctores y casi el 25% de las enfermeras de la región trabajan sin plaza fija con contratos eventuales o interinos.
Profesionales sanitarios, durante una protesta de la marea blanca en defensa del sistema público.
Profesionales sanitarios, durante una protesta de la marea blanca en defensa del sistema público.
Javier Lizon / EFE

La ausencia de plazas fijas y la inestabilidad laboral y están llevando a los médicos madrileños a salir de la Comunidad... Y de España.

Hasta 843 profesionales de la región obtuvieron en 2013 el certificado de idoneidad, es decir, el documento necesario para ejercer la Medicina fuera de nuestras fronteras. Esta cifra supone un 78% más que las 474 peticiones presentadas en 2012 y un 393% más que las 171 tramitadas en 2011.

En total, 1.488 galenos realizaron los trámites para salir de España en los últimos tres años, de acuerdo a los datos recopilados por la Organización Médica Colegial (OMC), entidad en la que se integran los Colegios Provinciales Oficiales de Médicos y el Consejo General de Colegios.

Madrid lideró las peticiones de salida con 843, seguida de Cataluña (592), Andalucía (459) y la Comunidad Valenciana (370). A nivel nacional, 3.538 médicos optaron por dejar el país el año pasado, un 146% más de los 1.435 que lo hicieron tres años antes. El destino preferente de nuestros doctores, según los registros oficiales, fue el Reino Unido. Le siguen Francia, Brasil, Alemania y Suecia, que se han consolidado como las nuevas opciones por delante de potencias tradicionales como Portugal, EE UU, Italia o Irlanda.

Menos profesionales

Los colectivos profesionales alertan de que la razón de esta "fuga de cerebros" hay que buscarla, en primer lugar, en la ausencia de oportunidades.

"Desde que el Gobierno publicó el Real Decreto 16/2012 solo se repone a uno de cada diez médicos que se jubilan. Además, aumento de la jornada laboral de los funcionarios de 35 a 37,5 horas semanales permitió prescindir de personal, así que las nuevas promociones no encuentran sitio", señala un portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts).

La Comunidad, por ejemplo, jubiló forzosamente a 700 médicos en 2013 para ahorrarse sus salarios. Amyts prevé que este año dejen de estar en activo al menos otros 250, lo que elevaría la pérdida a casi 1.000 especialistas en solo dos cursos. Sanidad también ha prescindido de enfermeros, comadronas y auxiliares.

La OMC alerta de que Madrid, como el resto de España, está formando doctores con dinero público para beneficio de empresas privadas y de otros países. "Es insostenible", critica un miembro del organismo.

Si se tiene en cuenta solo el salario medio bruto con guardias durante los cinco años como residente, Madrid invierte más de 150.000 euros en cada médico, según los cálculos del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada, referencia en España en cuestiones MIR. La región ha convocado anualmente 1.500 plazas MIR desde 2011. El número no se ha reducido a pesar de que los hospitales y los centros de salud no son capaces de absorver a todos los que acaban sus estudios.

La precariedad es el segundo factor determinante en la exportación de talentos. El 20% de los 16.000 médicos del Sistema Madrileño de Salud tienen contratos eventuales o son interinos sin plaza propia, como apunta Amyts.

Pero esta situación no les afecta solo a ellos. El sindicato Satse alerta de que casi el 25% de los 17.000 titulares de Enfermería carecen de plaza fija. "Llevamos tres promociones saliendo de las distintas universidades con el 100% de paro", recalcan desde la central.

Ignacio Hernández, secretario de Salud de la Federación de Servicios Públicos de UGT, extiende la problemática al resto del personal: "Los auxiliares, los técnicos, los celadores o los administrativos están igual. En Madrid hay 60.000 profesionales sanitarios y 2 de cada 10 están en precario". Solo en los hospitales de Vallecas, Araganda, Aranjuez, Parla, Coslada y San Sebastián de los Reyes, cuya gestión quiso privatizar el exconsejero Javier Fernández-Lasquetty, había 3.120 interinos y eventuales.

El Registro Central de las Administraciones Públicas pone en evidencia que la administración autonómica ha prescindido de 5.400 trabajadores del sector en dos años, como publicó 20minutos.

Habrá más interinos

A comienzos de año, la Comunidad renovó "la mayoría" de los contratos eventuales en sanidad. El 92% de los cuales se hizo por un año. El 8% restante lo fue por un período de entre 3 y 6 meses. Ignacio González, presidente regional, anunció el pasado 26 de abril que el Ejecutivo convertirá 5.000 contratos eventuales en plazas interinas para reducir la incertidumbre de los trabajadores. Su salario será el mismo y ya no tendrán que firmar nuevas incorporaciones.

Sin embargo, UGT advierte de que la situación no quedará solucionada. "Solo mantendrá esa plaza hasta que esta salga a concurso u oposición y sea ocupada por la persona correspondiente o por alguien con más nota. En cualquier caso, vigilaremos que las adjudicaciones se hagan por criterios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, como dice la ley", apunta Hernández.

Rosa Robledano, responsable sectorial de CC OO, añade que la Comunidad lleva ocho años sin resolver las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) que convocó entre 2006 y 2009. La OPE para este año, señala Sanidad, cuenta con 150 plazas. En septiembre se celebrarán las pruebas para otras 3.571 personas, de las que 1.300 serán médicos de familia, pediatras de atención primaria, enfermeras, matronas, fisioterapeutas y auxiliares de enfermería. Este año también tendrán lugar los procesos selectivos para 318 puestos de técnicos de anatomía patológica, laboratorio, medicina nuclear, radiodiagnóstico y radioterapia.

"Así no puedes organizar tu vida"

Como los médicos, los enfermeros madrileños también sufren la falta de estabilidad. Andrea (nombre ficticio) ha pasado por los centros de salud de varios municipios y por uno de los grandes hospitales de la capital. A sus 29 años, sin embargo, y después de más de 8 ejerciendo, aún carece de plaza.

"He tenido contratos de tres y seis meses. El actual es de un año, pero, aun así, no puedes organizar tu vida, porque no sabes dónde vas a acabar. En los hospitales te avisan de que no vas a seguir dos semanas antes de que se te acabe el contrato. En Atención Primaria, nos lo han llegado a decir el mismo día", protesta.

Andrea tiene la impresión de que a los gestores públicos les importa "poco" la inestabilidad que sufren los sanitarios: "A los eventuales solo nos consideran como parte de la plantilla para bajarnos los salarios como a los funcionarios o para quitarnos los trienios, que los estamos peleando en los tribunales. Para darnos una plaza, no". "Estamos esperando desde 2009 para que se convoque la oposición. Unas veces te animas y te pones a estudiar. Otras, pasas de todo. Ahora ya tengo una hipoteca, pero si tuviera 20 años me iría fuera de España", confiesa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento