Mariano Rajoy en Navarra
El lider del Partido Popular Mariano Rajoy, junto a varios jóvenes durante la manifestación convocada por el Gobierno foral bajo el lema "Fuero y libertad. Navarra no es negociable". EFE
El presidente del PP, Mariano Rajoy, instó ayer a que "algunos tomen buena nota" de que este país "no está dispuesto a pasar por según qué cosas", como han demostrado los miles de personas que han pedido hoy en Pamplona que "no se negocie con ETA ni se utilice como moneda de cambio a Navarra".

En declaraciones a los periodistas al término de la manifestación convocada por el Gobierno foral con el lema "Fuero y Libertad. Navarra no es negociable", Rajoy recordó que sus posiciones políticas "coinciden" con las del presidente del Ejecutivo navarro y su partido UPN, socio del PP, "con el que nos encontramos muy a gusto", por lo que mostró su "solidaridad" y justificó su presencia.

Asimismo, valoró de la marcha vivida en Pamplona que "una vez más muchísima gente, más que nunca, se ha manifestado en la calle ejerciendo un derecho democrático, ejerciendo un derecho que está plasmado en la Constitución española, defendiendo unos principios, unos valores, una legalidad y que no se negocie con ETA ni se utilice como moneda de cambio a Navarra".

Éste es un país que no está dispuesto a pasar por según qué cosas

Aludió también a la manifestación de la semana pasada en Madrid convocada por el PP y la comparó a la de hoy en Pamplona para asegurar que, "como español", estaba "enormemente orgulloso de ver cómo hay gente que defiende principios, valores, convicciones, sentimientos y las cosas con el corazón".

Para Rajoy esto es "enormemente reconfortante porque demuestra que éste es un país que no está dispuesto a pasar por según qué cosas", dijo al tiempo que advirtió que "sería bueno que algunos se dieran cuenta de que en la vida los valores, los principios, las ideas, las creencias y los sentimientos, le importan y mucho a la gente".

"Me gustaría que algunos, si son capaces, tomaran buena nota", insistió el líder del PP, al entender que "éste es un país como son las personas, gentes con sentimientos, gentes con creencias y gentes a las que nos les gusta que se rían de ellos ni le tomen el pelo".