El presidente y candidato al Parlamento Europeo de Vox, Alejo Vidal-Quadras, ha apostado este domingo por afrontar en España reformas estructurales "que afecten a la raíz del sistema", para conseguir "el éxito" en Europa. Entre otras cosas, esta nueva formación, que a nivel nacional está integrado también por otros como José Antonio Ortega Lara o Santiago Abascal, propone reformar territorialmente el Estado y las instituciones.

Vidal-Quadras ha presentado en Málaga el programa electoral del partido de cara a las próximas elecciones europeas del 25 de mayo, junto con la número tres de la lista, Ana Velasco Vidal-Abarca; el vicepresidente de la formación, José Luis González Quirós; la vocal, María Jesús Prieto-Laffargue, y el coordinador provincial, Pedro José Rico De la Rosa.

En declaraciones a Europa Press, Vidal-Quadras ha insistido en que el país "padece una crisis de sistema", y en que el trabajo "para preparar a España para triunfar en Europa es inmenso", criticando que el Gobierno central del PP "no hace nada" para lograr este objetivo.

"El Gobierno se limita a administrar el día a día, a actuar como un conjunto de burócratas o de contables, y no afronta el fondo de los problemas de España, que afectan a la raíz del sistema", ha expuesto.

De esta forma, Vidal-Quadras, ha afirmado que "España no puede salir de la crisis sólo con pequeños retoques aquí y allá, o con intentos de mejorar el funcionamiento y la gestión", que por cierto, tampoco son demasiado exitosos".

En lugar de eso, para el líder de Vox el Ejecutivo de Mariano Rajoy "no parece dispuesto" a afrontar estas reformas estructurales que "afecten a la raíz del sistema". Para esto, según ha precisado, "hemos de cambiar de modelo productivo, educativo y reformar territorialmente el Estado y las instituciones".

Asimismo, el que fuera presidente del PP catalán, ha considerado que "para preparar a España para el éxito" en Europa, "hemos de acabar con el problema del separatismo catalán, aplicando con toda firmeza la Constitución y la ley al Gobierno separatista de Cataluña".

En su opinión, en estas elecciones europeas "hay un doble aspecto a considerar". "Por una parte necesitamos una España capaz de triunfar en Europa, y por otra, necesitamos una Europa que permita ese éxito; son dos caras de una misma moneda", ha explicado.

Reformas estructurales

Reducir el tamaño del Estado y su coste; simplificar la estructura territorial; eliminar "miles de organismos públicos inútiles que sólo traen gasto", y reducir el volumen de empleo público "en su parte clientelar o de pesebre de partido", son algunas de las apuestas fundamentales de Vox, según ha explicado Vidal-Quadras. A partir de ahí, ha agregado, "bajar los impuestos para facilitar el ahorro, la inversión y la creación de puestos de trabajo".

En cuanto al modelo educativo, el cabeza de lista de Vox, ha afirmado que se debe "cambiar absolutamente", para "pasar de ese modelo inclusivo, sindicalizado, igualitario y de muy baja calidad, a uno de exigencia de esfuerzo y de libertad, con un reconocimiento social y material del profesorado, que tenga una buena formación".

Por otro lado, ha insistido en que hay que "despolitizar" la Justicia y los órganos reguladores, para lograr que sea "verdaderamente independiente".

Finalmente, se ha referido a la necesaria democratización interna de los partidos políticos. "No puede ser que España como democracia esté regida por organizaciones que, en su seno, no son democráticas y que nombran a candidatos a través de un mensaje de texto", ha manifestado.

A su juicio, es precisa una nueva ley electoral que establezca "un verdadero vínculo entre el representante y el representado". "Esas listas cerradas y bloqueadas confeccionadas por el jefe de partido han de ser sustituidas por candidatos que surjan de abajo a arriba", ha defendido, añadiendo que él ha sido elegido por el 80 por ciento de los militantes de Vox, para encabezar la lista a la Eurocámara.

"Yo estoy legitimado, el señor Arias Cañete —candidato del PP— y la señora Valenciano —candidata del PSOE— no tienen ninguna legitimidad, porque les han nombrado unos señores con barba señalándoles con el dedo", ha dicho.

Por último, en cuanto a su potencial en Málaga, el presidente de Vox ha señalado que confía en que la formación "crezca mucho" en la provincia, ya que es uno de los territorios del país donde, según los estudios sociológicos con los que cuenta el partido, cuenta con más apoyo en esta etapa inicial, teniendo más de un centenar de militantes.

En este sentido, ha afirmado que Málaga es "una zona de gran dinamismo social y económico", y que estas características "se adaptan muy bien al espíritu y las propuestas de Vox".

Consulta aquí más noticias de Málaga.