Es un primer paso para que durante el nuevo curso se enseñe el Corán en las aulas de esta comunidad, ya que hasta ahora sólo se podía escoger entre religión católica y ética. Para que se cumpla hace falta que diez alumnos por aula lo soliciten. Madrid, Cataluña, La Rioja, Aragón y Andalucía, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ya cuentan con profesores que la imparten.