El teatro del campus se desborda con cada actuación importante
En el concierto de ayer se juntaron más de 400 personas porque las butacas se retiraron. (M. Vila)
Con una pista facilitada por la lectora Ana María

El teatro de la Universidad de Vigo quiere más. Las actuaciones son abundantes y la oferta variada, pero falta algo esencial: más butacas para poder atender la demanda del público que quiere acudir a las funciones.

El aforo es de 225 asientos y sólo en el campus de Lagoas-Marcosende hay matriculados 13.064 estudiantes este año. Con estas cifras la proporción estipula que cada asiento se lo deben disputar 58 universitarios.

Una de las situaciones más críticas se produjo el pasado mes de febrero, cuando el actor Gabino Diego ofreció sus monólogos al público vigués en el CUVI.

Ante el atractivo de la actuación, las colas de entrada superaron con creces el aforo teatral, por lo que fue necesario colocar sillas supletorias. Aún así, fueron un centenar de personas las que se quedaron a las puertas. Según denuncia nuestra lectora Ana María, cuando el aforo estaba completo se permitió entrar a un grupo de chicas, de forma privilegiada. «Nos cerraron varias veces las puertas en las narices», asegura.

A pesar de la demanda que generan actuaciones de renombre, desde la Universidad de Vigo no contemplan la posibilidad de ampliar el teatro ni de construir uno más grande.

Aún quedan ocho actuaciones

La programación del departamento de Extensión Cultural de la Universidad de Vigo para este cuatrimestre continúa hasta el próximo mes de mayo. La próxima actuación que tendrá lugar en el Teatro de la Ciudad Universitaria será el miércoles 21, con una obra de la compañía Mofa e befa. Después vendrá Sonora 07 con un concierto de Wave Pictures y D. Hyaman&band (12 abril), Os Carunchos (26 de abril) y Ruote (10 mayo).