Banco de España
Imagen de archivo de la sede del Banco de España. JORGE PARÍS

La morosidad del crédito concedido por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros que operan en España bajó en febrero al 13,42%, desde el 13,53% de enero, con lo que acumula dos meses consecutivos de recortes.

Según la información provisional correspondiente a febrero, publicada este lunes por el Banco de España, el sistema financiero español acumulaba en conjunto un volumen de créditos morosos de 195.093 millones de euros, un importe inferior a los 197.183 del mes anterior.

Desde enero el dato incluye en el cómputo total del crédito el correspondiente a los Establecimientos Financieros, lo que aumenta el saldo total y hace que caiga la tasa de morosidad Por su parte, el crédito total concedido era de 1,453 billones de euros, también por debajo de los 1,457 billones de enero. Esto arroja una tasa de mora del 13,42%, que es inferior al 13,53% que marcó en enero.

El mes pasado, la tasa de morosidad bajó por primera vez desde febrero de 2013 debido a un cambio en la forma de calcular este indicador.

Y es que, según explicó el Banco de España, desde enero el dato de morosidad incluye por primera vez en el cómputo total del crédito el correspondiente a los Establecimientos Financieros (EFC), lo que aumenta el saldo total y hace que caiga la tasa de morosidad.

No obstante, si no hubiera sido por este cambio, la ratio de morosidad correspondiente a enero habría aumentado al 13,78% y habría superado el 13,61% registrado en diciembre, cuando cerró con un nuevo máximo histórico.

Un mes antes, en noviembre, la tasa de morosidad alcanzó el 13,18%; en octubre, el 13,10%, y en septiembre, el 12,77%.

Empresas y Admistración pagan con menos retraso

Por otra parte, las empresas y la Administración españolas mejoraron los retrasos del pago de sus facturas durante el primer trimestre de 2014, aunque el plazo medio en ambos casos continúa por encima de 90 días, según Informa D&B, consultora de la sociedad participada por el Estado CESCE.

Según el informe sobre comportamiento de pagos de Informa D&B, el retraso medio en el sector privado es de 16,30 días, lo que supone una mejora de 3,92 días respecto a los últimos tres meses de 2013 y bajar de 17 días por primera vez, mientras que en la Administración es de 28,02 días, 4,5 días menos que en el último trimestre del año pasado.

En consecuencia, el plazo de pago en el periodo enero-marzo de este ejercicio continúan la tendencia a la baja observada desde principios de 2012 y se sitúa en 91,16 días, cifra que representa una disminución de 3,83 días respecto al cuarto trimestre de 2013.

La Administración sigue por debajo de los cien días (95,91) por segundo trimestre, con una disminución de 4,5 días en los retrasos, mientras que el sector privado ha mejorado 3,92 días, hasta 91,13 días. Según los cálculos Informa D&B, el coste de la mora para el tejido empresarial asciende a 3.103 millones de euros.