S.Banderas apuesta por que la Casa de Hermandad de Fusionadas aporte un nuevo espacio museístico

La Cofradía y el Ayuntamiento firman una adenda para la cesión de una parcela destinada a la construcción de esta entidad
Banderas, De la Torre y Rosell, en rueda de prensa
Banderas, De la Torre y Rosell, en rueda de prensa
EUROPA PRESS / AYTO

El actor malagueño y consejero de las Cofradías Fusionadas ha apostado por que la nueva Casa Hermandad aporte un espacio museístico más a la ciudad y sea un lugar "abierto al barrio, que sirva para articularlo". Así lo ha subrayado este martes tras haber firmado, junto con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el hermano mayor de la Cofradía, Eduardo Rosell, la adenda al protocolo de intenciones suscrito entre ambas entidades para ceder una parcela para su construcción.

A través del acuerdo suscrito, el Consistorio se compromete a ceder, mediante concesión demanial, la parcela de equipamiento y de titularidad municipal situada entre el Museo de Artes Populares, el Pasillo de Santa Isabel y la plaza de Enrique García-Herrera —plaza de Camas—, una vez sea aprobado definitivamente el Estudio de Detalle previsto en el actual Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU).

"La Casa Hermandad no es solamente un lugar donde los tronos van a tener cabida, nosotros pretendemos que sea algo más, que esté abierta al barrio y que sirva para articularlo de alguna manera", ha destacado Banderas, añadiendo que la intención es que "todos nuestros enseres estén a disposición de los visitantes que quieran conocer mejor nuestra tierra".

En este sentido, ha explicado que se realizarán "una cantidad importante de actividades culturales, ligadas, o no, a la Semana Santa", y ha considerado que la Casa Hermandad, por su cercanía al Museo de Artes Populares, puede ofrecer "un espacio museístico más dentro de Málaga".

En principio, la intención es que las obras puedan comenzar antes de final de este año, de modo que, para la Semana Santa de 2016 la nueva Casa Hermandad podría estar abierta.

"Parece ser que los fondos están preparados, así que en cuanto que los trámites burocráticos finalicen, nosotros estamos preparados para poner la primera piedra", ha asegurado Banderas, a lo que Rosell ha precisado que la inversión rondaría el millón de euros.

Al respecto, el actor no ha descartado contribuir con alguna aportación económica. "Vamos a hacer un esfuerzo todos los hermanos de la Cofradía, y si en un momento determinado hay que hacer algún tipo de colaboración se hará", ha dicho.

Asimismo, el actor malagueño ha expresado su satisfacción por que este nuevo edificio vaya a servir para que la Fundación Lagrimas y Favores tenga "por fin" una sede oficial.

Precisamente, Banderas ha señalado que esta Fundación es "de vital importancia para mí". "Sigo pensando que el poder que tienen 70.000 cofrades en Málaga, bien articulados, con proyectos sociales comunes puede resultar muy beneficioso para nuestra ciudad", ha manifestado.

Por su parte, el hermano mayor de las Cofradías, Eduardo Rosell, ha afirmado que "es una alegría poder dar este paso después de ocho años y medio".

"La Casa Hermandad nos hace falta más que el comer, porque tenemos seis tronos, un montón de enseres, túnicas... y estamos muy cortos de dependencias, y eso provoca una situación angustiosa y un mal cuidado del patrimonio", ha expuesto el hermano mayor.

Por último, el alcalde ha destacado que se trata de una aportación "muy importante al tejido social, cívico, cultural y religioso, que supone la red de casas hermandades" de la capital.

La parcela, con una superficie de unos 590 metros cuadrados, permitirá construir dos edificios, según ha explicado el alcalde, uno en paralelo a la zona del Museo, y en cuya planta baja se proyecta un salón para cuatro tronos; y otro "adosado" donde con capacidad para seis tronos. En las plantas superiores se localizarán las dependencias de la Cofradía, zona de ensayo de Fusionadas.

A fin de facilitar la ejecución del planeamiento, las Cofradías deberán redactar un Estudio de Detalle exclusivamente para la mencionada parcela comprometiéndose el Ayuntamiento a la tramitación del mismo "a la mayor brevedad y siempre dentro de los plazos legalmente establecidos".

En concreto, esta adenda recoge la modificación del emplazamiento para la Casa Hermandad, previsto inicialmente al este del Museo y quedando finalmente ubicado al sur de dicho equipamiento.

Una semana santa "magnífica"

Por otro lado, Antonio Banderas, que está pasando la Semana Mayor en la capital, donde permanecerá hasta el próximo 3 de mayo, ha subrayado que los desfiles procesionales del domingo de Ramos y el lunes santo fueron "magníficos para todas las cofradías".

Así, ha confiado en que siga siendo así, "no solamente por el bien de las cofradías y de la Semana Santa", sino también por "el prisma económico y financiero, que es muy importante".

"Creo que es muy importante en estos momentos, que las calles y los bares estén tan llenos de gente, que se esté moviendo un poco el dinero, favorece mucho", ha afirmado.

Sobre su estancia en la capital, Banderas ha afirmado que "estoy muy contento", después de "un año muy largo para mí, con cuatro películas, mucha actividad profesional, y mucho viaje". "Me merezco estar aquí de nuevo en Málaga", ha apostillado.

"Para mí han sido dos días de familia, amigos, de darme una sobredosis de mi tierra, recargar la batería para después continuar el año dando tumbos por el mundo", ha comentado el actor.

"Después tengo que ir a Perú, vuelvo a Los Ángeles, ruedo allí cinco días, voy al Festival de Cannes y ahí terminará mi año profesional", ha explicado el actor, que ha señalado que descansará en verano, cuando también pasará unos días en Málaga, y programará 2015, que "puede ser muy interesante".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento