La población de Madrid cae a niveles de 2005 por el éxodo de vecinos y la caída de la natalidad

  • La población ha pasado de 3.215.633 habitantes en 2013 a 3.166.130 a 1 de enero de 2014, un 1,54% menos, según el padrón | VER GRÁFICO
  • La ciudad recibió en 2013 un 10,6% menos de ciudadanos foráneos, mientras que un 20% más de residentes se marcharon al exterior.
  • Los vecinos de Carabanchel son los más apegados a sus distrito.
La Puerta del Sol de Madrid, con la Real Casa de Correos, sede del gobierno regional a la izquierda.
La Puerta del Sol de Madrid, con la Real Casa de Correos, sede del gobierno regional a la izquierda.
GTRES

Como si de un viaje al pasado se tratase, la población de Madrid capital regresa al año 2005. De acuerdo a la actualización del padrón municipal aprobada por la Junta de Gobierno este jueves, la ciudad tenía 3.166.130 habitantes registrados a 1 de enero de 2014, un 1,54% menos que en la misma fecha de 2013 y muy cerca de los 3.167.424 inscritos hace nueve años.

La actualización del registro permite realizar una radiografía de los vecinos de la capital y de sus movimientos. Las cifras muestran, entre otros parámetros, que el número de residentes ha descendido en 49.503 personas respecto al 1 de enero de 2013, lo que supone la mayor caída desde que la población comenzó a mermar a partir de 2010. Ese año, Madrid alcanzó su máximo histórico de empadronados con 3.284.110.

Lo que no cambia es la distribución por sexos. Madrid sigue siendo una ciudad eminentemente femenina, con un total de 1.691.936 mujeres frente a 1.474.194 hombres, es decir, 1,15 por cada varón de media frente al 1,14 de 2013. Ellas son mayoría en todos los distritos, con Chamberí como la zona con mayor proporción (1,30 por hombre) y Centro como la más igualada (1,03 por hombre).

Más fallecidos en Latina y Carabanchel

El padrón contabilizó 181.180 altas a los largo de 2013, frente a 230.683 bajas. A la ciudad llegaron 33.424 ciudadanos extranjeros, mientras que 17.362 residentes se marcharon del país. Hasta 93.062 personas se trasladaron a vivir a la capital desde otros municipios de la geografía española. Al contrario, 82.687 decidieron cambiar la ciudad por otras localidades.

La zona que más se renovó fue Carabanchel, al concitar el mayor número de recién llegados (14.058 altas) y la cifra más alta de bajas (19.485). Sin embargo, sus barrios también son los que más apego generan entre los residentes, ya que cuenta con la tasa de movilidad más alta dentro del propio distrito, seguido de Puente de Vallecas.

Madrid alcanzó las 29.737 nuevas inscripciones por nacimiento, siendo Fuencarral-El Pardo (2.867) y Carabanchel (2.332) los distritos con más bebés. El total de defunciones se elevó a 25.470, con predominio de los fallecidos en Latina (2.111) y Carabanchel (1.999).

Además, caducó la inscripción de 20.972 ciudadanos extranjeros que estaban obligados a renovarla y no lo hicieron. Otras 83.907 fueron anuladas al figurar los interesados como empadronados en domicilios en los que en realidad no residían.

Crecen las salidas; bajan las llegadas

El avance del padrón, que fue hecho público este jueves por Ana Botella, muestra que Madrid recibió a lo largo del año pasado a 3.962 ciudadanos foráneos menos que en 2013 (-10,6%) y que 2.929 personas más hicieron las maletas hacia el exterior (+20%), es decir que la capital es cada vez menos atractiva. En conjunto, el aumento del total de altas (514 más, +2,8%) no logra compensar el crecimiento de las bajas (27.713 más, +13,6%).

La alcaldesa admitió que el paro (262.252 desempleados registrados en el mes de marzo) es un factor determinante y que "todos" los agentes implicados trabajan para revertir la situación.

La primera edil también destacó la "fase aguda de envejecimiento" en la que se encuentra la población y el descenso de los nacimientos. Uno de cada cuatro madrileños tenía más de 75 años en 2013. Además, la media de edad se situó el año pasado en 43,1 años, frente a los 41,9 de 2005. La esperanza de vida en la región ha crecido de los 77,6 años a 83,7 años en las dos últimas décadas.

Las defunciones han disminuido en 792 personas entre 2013 y 2014 (-3%). Los alumbramientos, en lugar de aumentar, mermaron en 1.709 (-5,4%), lo que impide el reemplazo generacional. De hecho, el número de madrileños con más de 85 años de edad se ha duplicado en 15 años en la región, como informó 20minutos. Botella subrayó que, dado que Madrid se convertirá en una ciudad "envejecida", no dudará en "prescindir" de otros gastos para mantener las políticas destinadas a personas mayores.

"El repunte debería llegar por la población inmigrante que tiene una tasa de natalidad más alta. La llegada de extranjeros es lo que hizo que no se produjera un envejecimiento mayor en los años de crecimiento económico. Si ahora se están marchando, está claro que la base poblacional es regresiva", explica Marta Domínguez, coordinadora del master en Sociología de la Población, el Territorio y las Migraciones de la Universidad Complutense.

Los técnicos municipales admiten que las proyecciones municipales sobre la demografía de la ciudad han quedado obsoletas. Según los cálculos Madrid alcanzaría los 3.434.996 habitantes en el año 2022. La previsión está lejos de cumplirse.

Evolución del padrón de Madrid capital
Mostrar comentarios

Códigos Descuento