Dinero
Una joven pone dinero en una hucha, en una imagen de archivo. GTRES

Austria y Luxemburgo levantaron su veto a la implantación del intercambio automático de información fiscal sobre los ahorros bancarios en la Unión Europea, lo que permitirá a los Veintiocho aprobar la directiva en las próximas semanas tras casi seis años de negociaciones.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, saludó el acuerdo alcanzado en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, al afirmar que el fortalecimiento de las reglas comunitarias sobre la fiscalidad del ahorro bancario "es indispensable para (...) luchar mejor contra el fraude y la evasión fiscales".

El acuerdo, que requería la unanimidad de los Veintiocho y será aprobado en la próxima reunión de ministros europeos que se celebre, fue posible después de que el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, y el canciller federal de Austria, Werner Fayman, levantaran su veto a la directiva.

Ésta fue enmendada en 2008 y ha estado bloqueada hasta ahora por estos dos países porque querían asegurarse de que Suiza, Liechtenstein, Mónaco, Andorra y San Marino avanzaban en la misma dirección para no quedar en desventaja. Bettel explicó en rueda de prensa que el acuerdo se ajusta "a los términos que quería Luxemburgo y a lo que querían los Veintiocho".

Es indispensable para (...) luchar mejor contra el fraude y la evasión fiscales En el último Consejo de ministros de Economía de la UE, Luxemburgo dijo que no podía dar el visto bueno a la directiva sin que Bettel anunciara su respaldo en persona, al tratarse de un tema tan importante para el Gran Ducado. Austria, por su parte, señaló entonces que podría dar su respaldo a la directiva tan pronto como tuviera un claro compromiso de los países terceros de que avanzan hacia el intercambio automático de información.

La actual directiva sobre fiscalidad del ahorro de 2005 cubre los rendimientos del ahorro en forma de pago de intereses que reciben los ciudadanos comunitarios en otro Estado miembro y fue enmendada en 2008 para ampliar su definición y alcance (incluirá todos los ahorros y no solo el pago de intereses).

Los líderes de la UE instarán además a sus ministros a adoptar la revisada directiva de cooperación administrativa hasta finales de 2014 para que la legislación de la Unión esté plenamente alineada con el nuevo estándar global. Esa directiva servirá para que el intercambio automático de información abarque los dividendos, las ganancias de capital, todas las otras formas de ingresos financieros y los balances de las cuentas bancarias, además de las cinco categorías ya incluidas.