Las obras de remodelación de los accesos a la estación de Arc de Triomf en Barcelona se iniciarán el próximo mes de mayo después de que el Gobierno catalán haya aprobado hoy una inversión de 30,7 millones de euros.

El proyecto en este intercambiador de Renfe y Metro por el que cada día pasan 16.000 viajeros permitirá pasar de dos a cuatro vestíbulos, para mejorar la accesibilidad, al subterráneo.

También hay previsto la instalación de nuevas escaleras mecánicas y nueve ascensores. Esta estación es totalmente inaccesible para una persona que vaya en silla de ruedas.

Los nuevos vestíbulos multiplicarán la superfície de las dos actuales, pasando de 160 a 3.000 metros cuadrados en el Passeig de Sant Joan y de los 370 a los 2.200 metros cuadrados en la plaza Andre Malraux.

Los trabajos se iniciarán coincidiendo con la campaña electoral de las elecciones municipales y finalizarán en diciembre de 2009.