La concejal de IU en el Ayuntamiento de Granada Maite Molina ha reclamado al equipo de gobierno, del PP, la retirada de la ordenanza de vados, al considerar que se trata de "una normativa injusta que pretende convertir en una obligación lo que ha sido siempre un derecho" y que constará de media a cada titular de garaje entre 69 y 119 euros al año.

Tras la comisión municipal en la que se ha decidido que la aprobación de la ordenanza se aborde en el pleno de este mes, la edil ha explicado que la normativa afectará a 3.000 viviendas que hoy no tienen la licencia de vado y a unas 130 calles de Granada.

Molina ha señalado que "el PP va a vender esta ordenanza en base a que ha habido consenso ciudadano, lo cual no es cierto, ya que ha realizado algunas concesiones parciales, como que se excluyan de solicitar la licencia a aquellas viviendas situadas en calles peatonales, residenciales y privadas a las que no se accede a través de cochera".

Sin embargo, para IU, "estos logros parciales no son suficientes, ya que permanece el aspecto más controvertido de la ordenanza, que es convertir esta licencia en una obligación, en lugar de mantenerla como hasta ahora, como un derecho a ejercer libremente según la necesidad de cada ciudadano".

Consulta aquí más noticias de Granada.