El presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) en Andalucía, Antonio Martín Boraíta, ha sido reelegido este martes por unanimidad en la Asamblea General Ordinaria de la entidad para los próximos cinco años, manteniendo el mismo equipo y con un proyecto que implica una llamada al "diálogo" y la "colaboración" con la Junta de Andalucía y la petición de un desarrollo "sereno y positivo" de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Así lo ha indicado a Europa Press el secretario general de CECE-A, Rafael Caamaño, que también ha dado cuenta de la llamada a la "unidad" en la organización, en aras del servicio a la educación y a la defensa de la libertad de enseñanza: CECE se establece como la organización más representativa del sector de la concertada en la región, con más de 420 centros asociados.

Por otro lado, Martín Boraíta se ha reafirmado en que desde el colectivo se echa en falta "una mayor atención y diálogo" por parte del Ejecutivo andaluz para con el modelo educativo privado

En lo tocante a algunos temas de actualidad, como el de la retirada del concierto que la Junta promueve a algunos colegios católicos por baja ratio, el presidente de CECE-A ya subrayaba a Europa Press que se trata de "un criterio que se puede compartir porque si hay menos alumnos, el número de unidades con fondos públicos se reduce, pero siempre que se atienda a la demanda social".

"A aquellos centros con demanda de alumnado se les deben proporcionar fondos públicos: siempre vamos a exigir que se cumpla la ley y esperamos que este año los criterios sean de demanda social, en función de la cual se puedan suprimir o no unidades", ha expuesto el presidente de CECE-A, que ha aludido al "respaldo" que proporciona la Lomce y ha agregado que "en Andalucía está muy demostrado que la mayor parte de estos centros sí tienen demanda".

También ha recordado que en estos momentos la Junta, "y especialmente IU", apelan a la reducción de unidades concertadas para una mayor presencia del sector público. Frente a ello, Martín Boraíta ha expuesto que, en atención a la demanda social y al derecho constitucional, "trabajaremos por que se puedan crear más centros educativos".

El estatus de la junta, "ERRÓNEO"

A su juicio, es "erróneo" el estatus marcado por la Junta según el cual la presencia de la privada-concertada debe limitarse al 20 por ciento, "cuando nuestra oferta se realiza con iniciativa y capital privado, sin ayuda pública, con una enseñanza muy demandada por la familia que cuesta a la Junta el 50 por ciento de lo que supone el modelo público y cuyos resultados están por encima"

En base a la demanda y el coste, "deberíamos tener un crecimiento acorde", ha manifestado el presidente de CECE-A, que ha recordado que "una enseñanza más igual para todos no significa lo mejor para todos: las familias lo saben muy bien y ejercen su derecho a elegir libremente".

Respecto al conflicto de la retirada de concierto a los colegios de educación diferenciada por sexo, Martín Boraíta ha recalcado que algunos de estos centros existen desde hace más de cien años, en referencia a los de las Hermanas de la Cruz, "creados para atender a las mujeres que nadie educaba".

"A día de hoy, la Lomce los respalda, y confiamos en que con esta normativa en vigor se den todos los argumentos jurídicos para beneficiarse del concierto en igualdad de condiciones; a pesar de los motivos ideológicos, confiamos en que los tribunales harán entrar en razón", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.