La campaña de concienciación sobre el uso adecuado de los medicamentos en pacientes crónicos impulsada por el Gobierno de Navarra ha sido reconocida como una de las mejores iniciativas de farmacia del año, en el apartado de Atención farmacéutica y Educación Sanitaria, por el Correo Farmacéutico, una de las publicaciones de mayor distribución entre los farmacéuticos españoles.

El programa, puesto en marcha en 2013 junto con la Universidad de Navarra y el Colegio Oficial de Farmacéuticos (COF) con el patrocinio de Cinfa, se dirigía a los 130.000 navarros que toman cuatro o más medicamentos, con el objeto de mejorar su conocimiento sobre los fármacos prescritos (identificación, indicación, posología y forma de administración) y reforzar el cumplimiento de los tratamientos.

La iniciativa se desarrolló en el marco del nuevo modelo de atención sanitaria de Navarra, y dentro de ella, en la estrategia de atención al paciente crónico y pluripatológico, dirigida a mejorar, entre otras cosas, el tratamiento terapéutico de estos pacientes y el uso adecuado de la medicación, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Desarrollo y balance de la campaña

El programa se desarrolló durante 2013 desde las farmacias y los centros de salud. Los facultativos de Atención Primaria entregaron a los pacientes 'diana' una instrucción por duplicado (para el farmacéutico y para el enfermo) con la relación de principios activos prescritos. En las farmacias adheridas se valoró el grado de conocimiento del paciente de los medicamentos prescritos, el grado de cumplimiento terapéuticos y el criterio general que seguía para identificar los medicamentos. Para ello, los profesionales participantes asistieron a un curso de formación y recibieron materiales de apoyo específicos, tanto para el farmacéutico como para los propios pacientes.

En función de las necesidades detectadas, el farmacéutico se encargaba de facilitar al paciente información individualizada y de revisar su actuación a los dos meses. Asimismo, se registraron los datos de intervenciones con los enfermos para realizar la valoración de los resultados de la campaña y comprobar el cumplimiento de los objetivos planteados.

El análisis de los datos obtenidos puso de manifiesto la importancia del papel del farmacéutico en la educación sanitaria del paciente, especialmente en lo que se refiere al conocimiento sobre sus fármacos. Así, tras la iniciativa, el porcentaje de principios activos reconocidos por el paciente pasaba del 51,4 al 57,6%. En cuanto a la indicación y la posología, los porcentajes aumentaban del 87,2 al 98,8% y del 95,3 al 100% respectivamente.

Por otra parte, y de acuerdo con los cuestionarios de satisfacción cumplimentados, los pacientes participantes valoraron muy positivamente la actuación profesional del farmacéutico en esta campaña, así como todas las cuestiones relacionadas tales como la cordialidad, tiempo dedicado o capacidad de resolución de dudas. Cabe destacar que el cien por cien repetiría su participación en la campaña, y recomendaría el servicio a otros pacientes, ha añadido el Ejecutivo.

Importancia del conocimiento de los fármacos

El perfil del paciente que ha participado en la campaña corresponde con el de una persona de aproximadamente 75 años (54,4% de hombres y 45,6% de mujeres), con enfermedades crónicas y polimedicado, y que mayoritariamente contaba con estudios primarios (82,1 por ciento).

El progresivo envejecimiento de la población se asocia a una mayor prevalencia de enfermedades crónicas y polimedicación, siendo estos pacientes crónicos especialmente vulnerables y susceptibles de presentar problemas relacionados con la medicación (efectos adversos, interacciones.) y baja adherencia terapéutica. Por ello, el conocimiento de los medicamentos por parte del paciente, objeto de la campaña, es considerado fundamental para la utilización correcta de los fármacos y mejorar la adherencia al tratamiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.