El Festival Internacional de Música de Cámara, que, en su segunda edición ha sido bautizado con el nombre de Málaga#Clásica, hace un recorrido por el folclore de Hungría, Rusia, Estados Unidos, Noruega, Alemania, Austria y España, y los vínculos que éste tiene con la música clásica. El evento se celebrará entre el 25 de mayo y el 1 de junio en los teatros Cervantes y Echegaray de la capital.

El programa de este Festival Internacional de Música de Cámara ha sido presentado este lunes por el alcalde, Francisco de la Torre; el concejal de Cultura, Turismo y Deporte, Damián Caneda, y los directores artísticos del evento, el malagueño Jesús Reina y la noruega Anna Nilsen.

Durante la presentación, incluso, los dos directores artísticos han improvisado un adelanto del festival, con sus violines y junto a la panda de verdiales de Teatinos, de estilo Los Montes, demostrando los lazos que unen la música clásica con el folclore.

La directora artística del ciclo, Anna Nilsen, ha considerado que "será interesante presenciar las diferencias culturales, pero también observar lo que las diversas culturas tienen en común". "Será una semana llena de colores, emociones y música que os levantará del asiento", ha afirmado la violinista, agregando que "es una manera diferente de conectar con la música, tal vez más personal".

Por su parte, el malagueño Jesús Reina ha explicado que la intención de este festival es "volver a las raíces y al origen de la música clásica, que en la mayoría de los casos vienen del folclore".

Siete conciertos

Así, Málaga#Clásica cuenta con siete conciertos en total, que han sido diseñados con obras que reflejan esa "contaminación de lo popular en lo culto", con el objetivo de hacer un recorrido por los vínculos entre las músicas populares y la llamada culta, que apela a los verdiales y el flamenco, las danzas húngaras, las canciones y bailes rusos, noruegos o alemanes, los espirituales o el jazz.

La huella que tales sonidos imprimieron en la obra de Bartók, Rimsky-Korsakov, Tchaikovsky, Gershwin, Grieg, Schubert, Brahms, Falla o Turina protagoniza unos conciertos que serán interpretados por jóvenes instrumentistas europeos, asiáticos y norteamericanos, a los que se suman grupos folclóricos de los países a los que se dedica cada jornada.

Cada una de las jornadas del Festival Internacional de Música de Cámara contará con la actuación de una banda folclórica del país correspondiente. Siete agrupaciones de Hungría, Rusia, EEUU, Noruega, Alemania, Austria y España, cuyos nombres se anunciarán próximamente, complementarán la interpretación de obras de cámara de los distintos 'ensembles' formados por los solistas. En total, más de 30 músicos tocarán ante el público.

A Reina y Nilsen les acompañarán en el escenario el también violinista Regi Papa; los pianistas Edvinas Minkstimas, Josu de Solaun, Anna Petrova y Christopher Schmitt; los violas Chieh-Fan Yiu, Matthew Lipman y Jesús Rodolfo Rodríguez; los chelistas Dmitri Atapine, Hiro Matsuo y Carmen María Elena González; la clarinetista Christine Carter, y los tenores Nils Georg Nilsen y Aurelio Gabaldón.

Muchos de ellos ya actuaron en la primera edición de este evento cultural, cuyo título era 'A través del tiempo', en alusión al carácter histórico y didáctico de un recorrido desde los inicios de la música de cámara en la época barroca hasta las composiciones de los siglos XX y XXI.

PROGRAMACIÓN

El programa comenzará el domingo 25 de mayo en el Teatro Echegaray con un concierto de presentación en el que se escuchará el quinteto para piano y cuerdas en la mayor de Dvorák y el quinteto de cuerdas en Sol mayor de Brahms. El primer país visitado es Hungría.

La impronta de la música zíngara en Dvorák, Ravel y Brahms se rememorará el 26 de mayo, también en el Echegaray, donde se interpretará Contrast para violín, clarinete y piano, de Bartók, un compositor clave del siglo XX que, además, es considerado como uno de los fundadores de la etnomusicología por su trabajo junto a Kodály en la recuperación de la memoria sonora del folclore húngaro.

Glinka, el padre de la música clásica rusa, encabeza el recital del martes 27 en el Teatro Echegaray. Junto a una selección de sus canciones, el programa incluye obras de dos de Los Cinco, Rimsky-Korsakov y Borodin, y dos de las piezas en las que Tchaikovsky y Stravinsky —su célebre 'La historia del soldado'— recogieron la semilla del folclore de su país.

Por otro lado, Estados Unidos protagoniza el concierto del jueves 29 en el Echegaray, que incluye el repertorio de tres grandes compositores de la nación norteamericana, George Gershwin, Aaron Copland y Charles Ives, y obras de Ravel y Dvorák, en las que se trasluce la influencia del jazz y la música afroamericana.

Noruega protagoniza la velada del viernes 30 en el Echegaray. Su compositor nacional, Edvard Grieg, estará representado con su cuarteto de cuerda en sol menor, una de las obras más sobresalientes de un músico netamente influido por la naturaleza y el folclore de su bello país.

La música folclórica alemana y austriaca está agrupada en el cartel del sábado 31, con obras de Haydn, Mahler, Schumann y Schubert, piezas en las que se constata la presencia de los bailes campestres, los cuentacuentos populares y las canciones inspiradas en la tradición o la literatura germánica.

Málaga#Clásica se clausurará el domingo 1 de junio en el Teatro Cervantes, con una muestra de la música española en la que el flamenco tiene un importante protagonismo.

Así, las siete canciones populares españolas de Falla y la Escena andaluza de Turina con su adaptación de los verdiales al estilo de los Montes, comparten programa con una versión en ruso de Shostakovich de canciones españolas, un quinteto de Granados influido por los zíngaros húngaros y una pieza de Sarasate inspirada en su tierra.

Vertiente pedagógica

Por otro lado, al igual que en la edición de 2013, la nueva cita con el Festival Internacional de Música de Cámara tiene una vertiente pedagógica, en la que incluye clases magistrales abiertas al público, clases particulares a alumnos malagueños e internacionales, cursos a grupos de cámara y charlas introductorias a los conciertos.

Así, entre el 17 y el 24 de mayo, el Conservatorio Superior de Música de Málaga acogerá la Academia de Málaga#Clásica, que se cerrará el 24 con un concierto abierto al público en la Sala Falla.

"Somos muchos los músicos clásicos y demás artistas que nos iniciamos en el folclore", ha comentado Reina, quien ha explicado que el violinista malagueño ha explicado que su carrera profesional comenzó tocando en la panda de verdiales de San José del Viso, a las órdenes de su abuelo.

Todas las localidades tienen un precio único de 10 euros y los abonos para los siete conciertos cuestan 40 euros. Las entradas se pueden adquirir desde este lunes en las taquillas del Cervantes y del Echegaray; por teléfono (902 360 295 - 952 076 262), y a través de Internet (www.teatrocervantes.es, www.unientradas.es).

Además, el Museo Interactivo de la Música de Málaga (Mimma) ofrecerá una entrada gratuita para visitar el museo a cada persona que posea un tique para asistir a alguno de los conciertos de Málaga#Clásica.

Consulta aquí más noticias de Málaga.