El cazador cazado. El atracador que trató de asaltar una joyería en la calle San Vicente Ferrer, de Crevillente (Alicante), no sólo no consiguió su objetivo, sino que fue detenido por el propio joyero.

Éste, al comprobar que el individuo que entró en su tienda -la joyería Mutioro-  no era en realidad cliente sino atracador, consiguió hacerle frente y le dio un manotazo.

La Policía encontró al asaltante detrás del mostrador, sollozando y arrepentido
El asaltante, un hombre de 60 años natural de Burgos, encañó por la espalda al comerciante con un arma de fogueo. Sin embargo, el propietario de la tienda, al percatarse de que el atracador era un hombre mayor, le dio un empujón y consiguió burlarlo y salir de su tienda dejándolo encerrado.

Tras huir del establecimiento, el joyero alertó a la Policía Local y a la Guardia Civil, que acudieron al comercio para detener al delincuente.

Estos encontraron al hombre agachado debajo del mostrador "sollozando y arrepentido" y sin oponer resistencia, según fuentes de la Policía Local.

El atracador, que actuó en solitario, ha sido trasladado al cuartel de la Guardia Civil de Crevillent.