Agentes de Policía Nacional han detenido en Rojales (Alicante) a un hombre de 30 años, con numerosos antecedentes policiales, que supuestamente habría estafado por internet hasta 3.000 euros al hacerse pasar por vendedor de coches de segunda mano. La Policía Nacional le imputa un delito de estafa bancaria por Internet.

Según la Policía, el ahora detenido se anunciaba en internet como vendedor de coches de segunda mano y, cuando recibía una llamada interesándose por un vehículo, solicitaba un ingreso bancario de entre 200 a 400 euros como señal del precio total del vehículo.

A raíz de una denuncia presentada en la Comisaría de Orihuela por una víctima de estos hechos, y tras la investigación llevada a cabo, se ha podido constatar que hasta el momento han sido estafadas otras siete personas supuestamente por este individuo y con el mismo procedimiento. Las víctimas residen en distintos puntos de España y son la mayoría de ellos extranjeros.

Los agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de Orihuela lograron identificar y detener al autor en la localidad de Rojales. La investigación continúa abierta y no se descarta la existencia de otros perjudicados.

Consulta aquí más noticias de Alicante.