Las coruñesas copan las ayudas económicas por violencia de género. Más del 50% de las subvenciones de la Xunta y el Gobierno central  para víctimas del maltrato en Galicia fueron recibidas por mujeres de la provincia.

Así, según las estadísticas de la Administración autonómica, hubo 142 coruñesas beneficiarias del llamado ‘salario da igualdade’ concedido por el Servizo Galego de Igualdade a lo largo de 2006. En toda Galicia se concedieron 277 subvenciones.

Respaldo estatal

A esta cifra se suman 10 receptoras de las ayudas del Estado por la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género. Se dieron 10 en otras provincias. Estos porcentajes reflejan la situación de la comunidad autónoma sobre la violencia doméstica.

De las órdenes de protección emitidas en 2006, el 48% estaban vigentes en A Coruña, 639 de las 1.314 de Galicia.

Una cifra que dobla a la de la segunda provincia con más resoluciones judiciales, Pontevedra, en la que se dictaron 308 órdenes. Y, sin embargo, A Coruña no acapara la mitad de las denuncias por malos tratos. De las 2.912 registradas en 2006, sólo un tercio se presentaron en esta provincia.

Requisitos necesarios

El objetivo de las diferentes ayudas que pueden percibir las maltratadas es facilitar su independencia económica de sus agresores. En el caso de las solicitantes del ‘salario da igualdade’ de la Xunta, éstas deben acreditar que sufren violencia doméstica y que residen en Galicia.

El Servizo Galego de Igualdade les concede una ayuda de entre 200 y 600 euros al mes –50 más por hijo a su cargo– durante un año. Por su parte, las ayudas del Estado equivalen al 75% del salario mínimo interprofesional, unos 420 euros. La mayoría de las beneficiarias de la Xunta tienen entre 30 y 50 años, pero también hay mayores de 70 (seis) y de menores de 20 (dos mujeres).

El Gobierno gallego reiteró ayer que el programa se mantendrá este año con un presupuesto total de un millón de euros. También continuará con los planes de empleo, en los que participaron 153 coruñesas.

Un lunes especialmente trágico

La semana anterior fue trágica en Galicia, especialmente el lunes, 26 de febrero. En O Porriño, Carmen, una joven de 25 años de nacionalidad boliviana, fallecía estrangulada por su novio, Jacobo, de 23. Ese mismo día, Beatriz, una chica de Carballo de 19 años, era encontrada en una pista forestal de Coristanco cubierta de golpes producidos por su novio, Juan, de 22 años, el cual se suicidó tras la agresión. Beatriz permanece ingresada grave en el hospital Juan Canalejo de A Coruña.