Tres cuartas partes de los Latin Kings están fuera de la entidad legalizada en Cataluña

  • La asociación cultural aglutina a 500 de los 2.000 miembros.
  • Rechazan la delincuencia y destacan su labor social y cultural.
  • Consideran al resto de las bandas "no oficiales" ni legítimas.
Víctor Hugo Alcívar y Judith Ramos, miembros de la asociación Reyes y Reinas Latinos de Cataluña, adscrita a Fedelatina.
Víctor Hugo Alcívar y Judith Ramos, miembros de la asociación Reyes y Reinas Latinos de Cataluña, adscrita a Fedelatina.
MIQUEL TAVERNA

La asociación de Latin Kings y Queens de Catalunya, que engloba a 500 de los 2.000 jóvenes de este colectivo de una media de edad de 20 a 22 años, se ha desmarcado este miércoles en una breve rueda de prensa –que no admitió preguntas– de los pandilleros apresados esta semana por los Mossos d'Esquadra por estar vinculados a diversos hechos delictivos.

Judith Ramos y Víctor Hugo Alcívar, pertenecientes a esta organización legalizada en 2006 y con finalidades culturales y sociales, leyeron un comunicado en el que reiteraban su «esfuerzo de integrarnos con normalidad en la sociedad catalana», al margen de las bandas, que no consideran «oficiales» y ante las que no responden.

Finalidades «diferentes»

Fuentes de la asociación cultural de Latin Kings explicaron a 20minutosque en Cataluña se estima que hay unos 4.000 jóvenes vinculados a bandas latinas. De éstos, cerca de 2.000 militan en los Latin Kings y Queens, el colectivo mayoritario y donde «hay también miembros de origen catalán», según quieren remarcar.

Ahora bien, solo una cuarta parte están dentro de la asociación legalizada. «Lo que nos diferencia es sobre todo las finalidades de estos grupos, que no son las mismas que las nuestras», aseguraban, diferenciándose delos pandilleros: «sabemos que existen, pero entre nosotros no hay comunicación. Nosotros rechazamos todo tipo de violencia y actividades delictivas».

En riesgo de exclusión

La organización cultural de Reyes y Reinas Latinos remarcó que el frente en el que más están trabajando es el de la inserción laboral de los jóvenes de origen inmigrante, cuya cifra de paro llega «al 70%». A nivel académico, los datos también son desesperanzadores, pues «sólo el 4% de estos jóvenes llegan a la universidad».

El colectivo y Fedelatina piden«políticas activas de formación y ocupación». Y que no se les criminalice ni que se apliquen medidas policiales como en Madrid, donde «se ha demostrado que no funcionan.

Sin programas de prevención

El presidente de Fedelatina, Javier Bonomi, destacaba este miércoles que desde su entidad lamentan que se hayan abandonado en Cataluña las políticas y los programas de prevención e integración social, cultural y laboral para los jóvenes inmigrantes. Y citan como ejemplo el compromiso de un programa de prevención que hizo el Ajuntament en el último Consell de Ciutat y que, en la práctica, se ha paralizado «por motivos económicos».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento