Vueling dice que Aena está preparada para su privatización y lo cree una "buena noticia"

El presidente de Vueling, Álex Cruz, ha explicado este miércoles que Aena está preparada para su privatización, lo que ha calificado de "buena noticia", puesto que cree que una gestión privada permitirá una mayor flexibilidad en el modelo y las aerolíneas saldrán ganando al poder mejorar los servicios que prestan al pasajero.
El pte. De Vueling, Álex Cruz
El pte. De Vueling, Álex Cruz
EUROPA PRESS

El presidente de Vueling, Álex Cruz, ha explicado este miércoles que Aena está preparada para su privatización, lo que ha calificado de "buena noticia", puesto que cree que una gestión privada permitirá una mayor flexibilidad en el modelo y las aerolíneas saldrán ganando al poder mejorar los servicios que prestan al pasajero.

En una sesión de Matins Esade, Cruz ha afirmado que este martes se reunió con el presidente de Aena, José Manuel Vargas, y le dijo que estaban listos para "vender total o parcialmente", lo que Vueling apoya totalmente, según ha insistido.

"Parece que la privatización va a ocurrir y será buena para nosotros", ha indicado Cruz, que ha puesto como ejemplo Roma, donde la iniciativa privada está detrás de los aeropuertos y está muy interesada en que Vueling desarrolle una red de destinos, lo que es más difícil en Barcelona y el resto de aeropuertos españoles.

"En nuestra propia casa, esto es más difícil de hacer. Aena es hoy una empresa pública y tiene una serie de reglas y regulaciones sobre cómo tratar a sus clientes", ha señalado el presidente de Vueling, quien es partidario de un modelo más flexible.

Así, ha considerado que si el ente público entra en un entorno privado donde existe el objetivo de rentabilidad, comercialización y relación con los clientes, podrá tener conversaciones más cercanas con las aerolíneas: "Nuestra ambición para El Prat y otros aeropuertos es que cuando los pasajeros salgan o vayan al aeropuerto, realmente se sientan en casa".

Nueva experiencia de pasajeros

Tras la privatización de Aena, Vueling prevé poder construir una nueva experiencia de pasajeros que le diferencie de otras compañías aéreas, "una experiencia muy amarilla".

Estaría basada en facilidades para los clientes de Vueling en las tiendas de las zonas comerciales de los aeropuertos o en filtros de facturación y seguridad diferentes, algo que cree muy difícil por el alto grado de regulación y restricciones por las que se rige Aena al ser una empresa pública.

"La privatización nos dará una oportunidad a todos los operadores para ofrecer un producto mejor o pasar el filtro sin chaqueta. Queremos montar una experiencia de pasajeros mucho más competitiva y acorde con los intereses de los viajeros", ha asegurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento