Imagen de la historia de Giordano Bruno en Cosmos
Imagen de la historia de Giordano Bruno narrada en el primer episodio de 'Cosmos'. NATIONAL GEOGRAPHIC

Convertido en un evento a nivel mundial, el estreno de la nueva serie de Cosmos —prologada por el presidente Barack Obamaconsiguió un audiencia de 8,5 millones de espectadores en Estados Unidos y el aplauso de la crítica pero parece que nunca llueve a gusto de todos.

Diferentes grupos cristianos católicos, testigos de Jehová y creacionistas han manifestado en las redes su oposición al programa, criticando lo que según ellos es "propaganda anti-religiosa".

En concreto desaprueban las explicaciones del documental sobre teoría del Big Bang como origen del universo, así como la formación de la Luna —debido al impacto de un cuerpo celeste de gran tamaño con la Tierra—, y también lamentan que no se mencione a Dios en el proceso de toda esta creación.

"Aparentemente 'Cosmos' puede mentir en televisión. La luna fue creada por Dios. Como lo fue la vida. Así que sí sabemos de dónde viene la vida", aseguraba un usuario. "Obama hace la introducción de 'Cosmos'. Otra mentira de Obama y engaño sobre la creación", opinaba otro.

"Se están pasando con la propaganda anti-religiosa. No harán lo mismo sobre la mala ciencia", criticaba otro espectador. "Querido 'Cosmos', el origen del universo en realidad no es misterioso. Dios y Moisés escribieron sobre él en la Biblia. Deberías leerla en algún momento".

Tuits sobre Cosmos.

Comentarios sobre Cosm.os

También ha sido objeto de críticas el hecho de que el primer capítulo de la serie se detuviera en la figura del sacerdote, astrónomo y filósofo italiano Giordano Bruno, quemado por la Inquisición por proponer que el Sol era una estrella más del universo y por suponer que debía haber un infinito número de universos habitados por seres inteligentes, toda una herejía para su época, en el siglo XVI.

"La explicación al estilo cómic de la Inquisición ha sido ideada con fines persuasorios, no informativos", comentaba el usuario @TFlush1.

El presentador de la nueva serie, el astrofísico Neil deGrasse Tyson, alumno de Carl Sagan, tampoco se ha librado de duras críticas. Sus declaraciones sobre la Biblia —sostuvo que los textos sagrados no son una fuente científica— levantaron ampollas.