El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, acusó el domingo al PP de "inculcar rencor a la sociedad española y descalificar e insultar permanentemente al presidente del Gobierno", como forma de hacer oposición, aunque resaltó que con "ese programa no se ganan elecciones" y les "quedan años y años en la oposición", porque "mientras ellos chillan, emponzoñan, crispan y nos faltan", el Gobierno "crea puestos de trabajo, sube las becas y sube las pensiones mínimas".

El PP presentará un programa de cuatro folios; en el primero pondrá Zapatero mentiroso, en el segundo, Zapatero cobarde, el tercero, Zapatero traidor

Alfredo Pérez Rubalcaba realizó estas declaraciones en el transcurso de un mitin celebrado en Alicante, al que asistieron unas 500 personas, además del candidato socialista a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, y la candidata a la alcaldía alicantina, Etelvina Andreu. Al ir a pronunciar su discurso, el ministro fue recibido con gritos de "valiente" y aplausos por algunos de los militantes y simpatizantes.

Así, el ministro comenzó su intervención diciendo que el PP "piensa que puede hacer lo que quiera, y no es verdad" porque "lo que la gente ve" es la diferencia "entre lo que está haciendo el Gobierno y lo que está haciendo el señor Rajoy", de quien dijo que "ha cambiado muy poco", cuando estaba en el Gobierno "llamaba a Zapatero pancartero" y ahora es "el rey de las pancartas, no se pierde una".

Ahora, según dijo, "como llegan las elecciones, el PP presentará un programa que tenga por lo menos cuatro folios; en el primero pondrá Zapatero mentiroso, en el segundo, Zapatero cobarde, en el tercero, Zapatero traidor, ese será su programa".

En este sentido, hizo un balance de la labor del Gobierno en términos económicos, sociales y sanidad. A este respecto, Rubalcaba resaltó que la economía española ha crecido "casi un cuatro por ciento", por delante de países como Alemania, Francia o Italia. A su juicio, "esto significa que la sociedad está tirando, que los empresarios y los trabajadores se comprometen" y también que el Gobierno "está gestionando bien".

El ministro indicó que "tradicionalmente los partidos de izquierda han tenido la imagen de que cuando gobiernan tiran la casa por la ventana". A pesar de ello, según resaltó, el Gobierno tiene "superavit" porque "hay que tener un poco de previsión para el futuro" y al mismo tiempo son "capaces de repartir" y de "gastar en beneficio de aquellos más desfavorecidos" en sanidad pública, becas y educación, que es "lo más importante".

En materia de seguridad, Rubalcaba aseguró que "hay más medios" policiales ahora que cuando gobernaba el PP y que están mejor dotados para realizar su labor.

Por su parte, el candidato socialista a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, quien acusó al PP de que "no han entendido la grandeza de la democracia" y de defender "una España que sólo está en su mente" y que es "la España de la confrontación, de la crispación, del conflicto entre territorios, del rencor y del odio".

"Indecente"

A su juicio, "la forma de entender la vida de la mayoría está más con la España de Zapatero que con la de Rajoy, Acebes y Zaplana", por lo que la Comunitat Valenciana "no puede estar gobernada por aquellos que aparentemente piensan que son personas centristas, liberales" pero que mantienen una actitud "indecente" y que "son los mismos" que el PP de Madrid.

Pla aseguró que el presidente del Consell, Francisco Camps, está "en la misma línea de la derecha extrema que está crispando" y que padece "la esquizofrenia desvergonzada" de pedir un trasvase que sabe que es "inviable" económica y medioambientalmente.

La mejor forma de dar caña al PP es tirarlo democráticamente

Además, criticó que "montan dramas", "financian un partido que nos debilite", al tiempo que destinan dinero público en publicidad para "hacer campañas", en las que han gastado "diez millones de euros que quitan de hospitales, escuelas y atención para personas mayores".

El líder de los socialistas valencianos apostó por "pinchar el globo" que ha creado el PP en una "estrategia de engaño masivo" respecto a la seguridad ciudadana, a pesar de que cuando el PP gobernaba había "los índices de criminalidad más altos de la historia".

De igual modo, la subdelegada del Gobierno en la provincia de Alicante, Etelvina Andreu, también se refirió a la seguridad ciudadana y pidió al ministro que confirmara los datos que aporta sobre "más policías y más medios" y una reducción de la inseguridad.

La candidata aseguró que en caso de que gane las elecciones hará "un plan de seguridad en cada uno de los barrios" y convocará una junta de seguridad local, a la que asistirá el delegado del Gobierno con el fin que coordinar las policías "sea una prioridad".

Asimismo, manifestó que hay quien le pide que "dé más caña al PP", aunque a su modo de ver "la mejor manera de darles caña es tirarlos democráticamente", por lo que emplazó a los simpatizantes a que sean su "altavoz" y a los ciudadanos a que "acudan a votar el 27 de mayo".