El último acusado en declarar en el juicio del 11-M, Javier González Díaz, "El Dinamita", aseguró hoy que "jamás" acompañó a su amigo el ex minero José Emilio Suárez Trashorras y que nunca le oyó hablar de explosivos "ni nada de eso".

En esta novena jornada de juicio, en la que acabaron de declarar los 29 acusados que se sientan en el banquillo, "El Dinamita", que aceptó contestar a la fiscal, que pide para él 8 años de cárcel , destacó que nadie le llamaba por ese sobrenombre y señaló que nunca ha trabajado en la mina.

Compra-venta de coches

A primeros de febrero de 2004 acompañé a Trashorras a Madrid

Reconoció, no obstante, que a primeros de febrero de 2004 acompañó a Trashorras a Madrid porque el ex minero, que entonces tenía una tienda de compra-venta de coches con su ex cuñado Antonio Toro, quería comprar un coche y así él se subía luego uno de los vehículos.

Según relató, pararon en un sitio en Madrid que "no conozco" y se quedó en el coche esperándole unos 45 minutos.

"Ni puto caso"

Al ser preguntado si "El Gitanillo" -el menor condenado por colaborar en el traslado de los explosivos- declaró que acompañó a Trashorras a la mina antes del viaje que hizo el acusado Sergio Alvarez por animadversión contra él, considero que podría ser y relató una serie de incidentes, aunque destacó sobre todo que en una ocasión "el guaje" le robó el coche y fue a decírselo a su madre, a la que avisó que lo iba a denunciar.

"Lo que si sé es que fui a poner la denuncia en la comisaría de Avilés y no me hicieron ni puto caso", se lamentó este acusado que se encuentra en libertad provisional.

Centro de menores

Tuvimos que ir a buscar a El Gitanillo a un centro de menores

También se refirió a otro viaje que realizó a Madrid entre el 4 y el 5 de marzo de 2004 a buscar a "El Gitanillo" con la hermana de éste y el acusado Iván Granados después de que su madre se lo pidiera porque hacía tres días que no le veía.

Según relató, tuvieron que recogerle en un centro de menores al que fue trasladado tras sufrir un accidente de coche cuando se dirigía a Toledo, lo que motivó la intervención del equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico, que instruyó diligencias por accidente de circulación y presunto delito de sustitución de placas de matrícula y robo o hurto de vehículo a motor.