Los españoles son los europeos más dispuestos a trabajar más allá de la edad legal de jubilación

  • La mitad cree que tendrán que hacerlo forzosamente por necesidades económicas, según un estudio realizado a consumidores de seis países de la UE.
  • También son los más preocupados por si las últimas reformas recortan las pensiones públicas.
  • Una tercera parte de los españoles ya cuenta con una pensión privada.
Las entidades financieras y de seguros aumentan las promociones sobre planes de pensiones.
Las entidades financieras y de seguros aumentan  las promociones sobre planes de pensiones.
Jorge París

El 46% de los españoles está dispuesto a seguir trabajando más allá de la edad legal de jubilación, una proporción similar (47%) a los que creen que tendrán que hacerlo forzosamente por necesidades económicas, según un estudio del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones en el que se analiza la actitud de los consumidores de seis países (Reino Unido, España, Francia, Italia, Irlanda y Polonia).

Los españoles se convierten así en los ciudadanos europeos más dispuestos a alargar su vida laboral, junto con los trabajadores irlandeses. El dato español contrasta además con el de países como Francia, donde sólo uno de cada cuatro ciudadanos sería favorable a trabajar tras cumplir la edad legal de retiro.

El estudio de Aviva refleja también que seis de cada diez españoles manifiesta su preocupación por no disponer de recursos que les proporcionen un nivel de vida adecuado tras la jubilación. Aún así, uno de cada tres españoles reconoce que no se ha preparado económicamente para el futuro.

El informe constata además que en el último año se ha generado una tendencia "ligeramente al alza" en cuanto al optimismo sobre la economía doméstica de las familias españolas.

De los seis países europeos que participan en el estudio, España es el único que refleja un balance positivo en este punto, ya que dos de cada diez encuestados considera que la economía doméstica mejorará, frente a un 18% que afirma lo contrario.

Los datos de España contrastan, por ejemplo, con los de Italia, donde el 35% de los encuestados prevé un empeoramiento de la economía familiar y sólo una décima parte cree que mejorará.

Aunque en términos generales las perspectivas sobre la evolución de la economía española siguen siendo negativas, Aviva resalta que se ha producido un movimiento positivo respecto a las últimas oleadas. Así, una cuarta parte de los españoles (25%) creen que la situación económica del país empeorará durante el próximo año, mientras que uno de cada cinco (22%) espera mejoras.

Ahorro familiar y pensiones privadas

En España, seis de cada diez consumidores tienen ahorros, una tercera parte cuenta con una pensión privada (34%) y uno de cada cinco tiene alguna forma de inversión (19%).

La principal preocupación de los españoles es tener que hacer frente a gastos inesperados (reparaciones de coche y hogar, enfermedades graves o aumento de precios de bienes básicos), seguida de la posibilidad de un despido (45%) y de la pérdida o cambios en el sistema de protección social (42%).

Respecto al último punto, los españoles somos los europeos más preocupados por las pérdidas en las cuantías de prestaciones públicas que pueden ocasionar las últimas reformas.

Frente a la situación de incertidumbre generalizada, los españoles recortan gastos en salir a comer en restaurantes (60%), vacaciones (57%) y ocio (50%), y donde menos han recortado son en seguros de hogar/vehículos/no vida (17%), salud y medicinas (8%) y pensiones privadas (9%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento