Ucrania
Vista general de la Plaza de la Independencia en Kiev, Ucrania. EFE/Sergey Dolzhenko

Estados Unidos anunció este miércoles que prepara una ayuda de 1.000 millones de dólares para ayudar a Ucrania a superar su difícil situación económica y advirtió a Rusia de que sea "muy cuidadosa" en respetar la integridad territorial ucraniana.

"Creo que Rusia necesita ser muy cuidadosa en los juicios que hace desde ahora. No estamos buscando confrontación", dijo el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense MSNBC.

Creo que Rusia necesita ser muy cuidadosa en los juicios que hace desde ahora"Estamos dejando claro (a los rusos) que todos los países deben respetar la integridad territorial, la soberanía de Ucrania", insistió Kerry en referencia a la decisión de Moscú de poner en alerta a sus unidades militares en el oeste y centro del país, algunas de ellas cerca de la frontera ruso-ucraniana.

El jefe de la diplomacia estadounidense instó de nuevo también a Rusia a "escuchar con detenimiento a los ucranianos que han expresado su deseo de cambio" tras las protestas de las últimas semanas, que han desembocado en la salida del presidente Víktor Yanukóvich, quien era apoyado por Rusia.

Insistió en que Washington no ve la relación actual con Moscú como "un tipo de continuación de la Guerra Fría".

"Esto no es Rocky IV", ironizó Kerry en referencia la película de 1985 protagonizada por Sylvester Stallone, en la que el protagonista se enfrenta al boxeador estrella de la Unión Soviética.

Sin ganar ni perder

Por ello, volvió a reiterar que "Estados Unidos y Rusia deben colaborar en lo que no debe ser un juego de ganadores y perdedores para ofrecer al pueblo de Ucrania la capacidad de decidir su futuro".

Por su parte, la Casa Blanca expresó su "rotundo respaldo" al trabajo realizado por Ucrania para formar un gobierno "inclusivo y multipartidista" de cara a las elecciones de mayo, en las que deberá decidirse el sustituto del cesado presidente Víktor Yanukóvich.

Esto no es Rocky IV"A medida que el proceso avanza, EE UU llama de nuevo a todas las partes de Ucrania y la región para apoyar la reconciliación y el regreso del país a una saludable política y economía", afirmó la Casa Blanca en un comunicado.

Kerry anunció que, en respaldo a este proceso, Washington estudia conceder una garantía de crédito por valor de 1.000 millones de dólares a Ucrania para ayudarle en la difícil situación económica que atraviesa en plena transición política.

"No creo que sea suficiente estar proclamando la llegada de la democracia y no hacer nada", afirmó Kerry en declaraciones recogidas por los medios estadounidenses al anunciar la posible ayuda.

Asimismo, agregó que su gobierno está trabajando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras organizaciones internacionales para suministrar los fondos.

La ayuda estadounidense podría ser el inicio de un plan de asistencia financiera mayor, en el que también estaría involucrada la Unión Europea (UE).

No hay una decisión final

No obstante, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, matizó que por el momento "no se ha tomado ninguna decisión" en firme sobre la concesión de la ayuda, y que EE UU quiere esperar a la formación de un Gobierno de transición en Ucrania.

Una vez que el nuevo gobierno esté formado empezaremos a tomar acciones inmediatas"Una vez que el nuevo gobierno esté formado empezaremos a tomar acciones inmediatas, en coordinación con nuestros socios multilaterales y bilaterales, que podrían complementar un paquete del FMI, para apoyar a Ucrania", dijo Psaki en un comunicado enviado a Efe.

También la Casa Blanca recalcó a través de un comunicado que "trabajará con la comunidad internacional para elaborar un paquete de asistencia económica basado en los logros de Ucrania a la hora de diseñar un gobierno de unidad".

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, se mostró este martes a favor de un programa de ayuda financiera a Kiev, pero indicó que deberían ser las propias autoridades ucranianas las que deben solicitar en primer lugar esta asistencia.

Ucrania ha cifrado en cerca de 35.000 millones de dólares la ayuda que necesita para reestructurar su frágil economía y evitar la bancarrota a corto plazo.

El anuncio de Kerry se produce horas después de que en la plaza (Maidán) de la Independencia de Kiev, el bastión opositor durante las protestas contra el cesado Viktor Yanukóvich, se aprobase este martes la composición del Gobierno de Unidad Nacional encabezado por Arseni Yatseniuk como primer ministro.

Los líderes de los manifestantes propusieron a la Rada Suprema (Parlamento) que apruebe este jueves la candidatura de Yatseniuk y del resto de componentes del Ejecutivo que dirigirá el país hasta las elecciones presidenciales del 25 de mayo, ratificación que se espera se confirme.