Los Bomberos de Santander han extinguido esta madrugada un incendio en el bar Tívoli de Santander, que ha dañado parte del mostrador y unas estanterías próximas y que se originó en un contenedor de basura que había en el interior del local.

Fueron unos viandantes los que, sobre las 1.50 horas, alertaron a los Bomberos del incendio por el humo que salía del bar, que en esos momentos se encontraba cerrado.

Al lugar se dirigió una dotación formada por un conductor y cuatro Bomberos, que tuvieron que acceder al interior del local por una ventana, si bien posteriormente llegaron los dueños y abrieron la puerta de entrada.

Los Bomberos tuvieron que entrar ataviados con un equipo de respiración por el humo que había dentro y, una vez localizado el foco lo extinguieron con una manguera de alta presión.

Posteriormente, se autoventiló el local y se dejó al cargo de los propietarios, según han informado a Europa Press fuentes de los Bomberos.

Ya por la mañana, una dotación ha acudido esta mañana al local, situado entre la intersección de la calle Pedrueca de Santander, con Saénz de Sautuola, y han comprobado que todo estaba bien.

Además, acudieron al lugar porque unos vecinos del edificio que se encuentra encima del bar alertó a los Bomberos de que se habían despertado con hollín en la nariz, por lo que efectivos del Cuerpo revisaron el edificio y han determinado que "seguramente" se deba a que parte del humo haya entrado por los respiraderos que suelen tener las viviendas que dan a patios interiores.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.