Seguridad contra el fuego: equipos básicos en una vivienda, zonas comunes y garajes

  • Los bomberos tuvieron más de cien mil intervenciones por incendio en casas.
  • De resultas murieron 97 personas, cinco menos que en 2012.
  • El riesgo de incendio ha crecido a medida que los hogares han ido equipándose cada vez más de aparatos eléctricos, muebles y textiles o suelos de madera.
Vivienda incendiada de la calle Doctor Fleming, en Santurce (Vizcaya).
Vivienda incendiada de la calle Doctor Fleming, en Santurce (Vizcaya).
Miguel Toña/ EFE

Los bomberos tuvieron en 2013 más de cien mil intervenciones por incendios en viviendas. De resultas murieron 97 personas, en la mayor parte de los casos por quemaduras (54%) y por intoxicación (41%) del humo inhalado. El dato mejora el de 2012, cuando hubo 102 fallecidos, o el 2005, cuando fueron 150.

Según datos de la patronal del sector contra incendios, Tecnifuego-Aespi, se repiten tres circunstancias: entre los fallecidos destaca el número de personas mayores de 65 años, incidencia de los incendios nocturnos y mayor número de incendios en el invierno.

Esta asociación defiende la necesidad de mayor concienciación sobre medidas básicas de seguridad contra incendios para reducir considerablemente el número de víctimas y los daños materiales. Y más aún por el hecho de que el riesgo de incendio ha ido aumentando a medida que los hogares han ido equipándose cada vez más de aparatos eléctricos, muebles y textiles, suelos de madera o tarima, altamente inflamables.

Asegura Tecnifuego-Aespi que esta mejora en la calidad de vida, sin embargo, no se ha visto compensada en el apartado de prevención y protección de incendios. Tomando ciertas medidas de prevención y seguridad se pueden reducir drásticamente los daños por incendio: revisión anual de la red eléctrica, evitar la sobrecarga de enchufes, velas encendidas, estufas encendidas por la noche, fumar en la cama, etc., y la instalación de medidas de seguridad.

Los especialistas  en seguridad contra incendios, recomiendan la instalación de los siguientes equipos básicos en una vivienda, zonas comunes y garajes:

  • Extintor
    En caso de conato o primera fase del incendio, se utiliza fácilmente y siempre dirigiendo la manguera a la base de la llama.
  • BIE
    La boca de incendios equipada es idónea para instalarse en  el portal y pasillos. Es fácil de usar, eficaz e inagotable ya que funciona con agua de la red.
  • Detección
    Los detectores automáticos proporcionan gran seguridad mientras se duerme, ya que son los equipos más precoces que avisan por medio de sirenas e indicadores visuales asociados del posible incendio para proceder a la evacuación del edificio y activar los equipos de extinción automática (si van asociados a rociadores automáticos, por ejemplo).
  • Rociadores automáticos
    Permiten sofocar el incendio con la acción directa del agua a través de los rociadores que son alimentados por tuberías. Se activan automáticamente.
  • Ignifugación de los materiales
    Conviene tener en cuenta el grado de reacción al fuego de los elementos de revestimiento de techos, paredes, suelos, mobiliario y elementos decorativos en general. Lo deseable es que tengan la menor contribución al fuego.
  • Compartimentación y protección estructural
    Todos los elementos constructivos que componen una vivienda deben cumplir con una característica de resistencia al fuego que permita la evacuación de las personas y la intervención de los bomberos.
  • Control de humos en la escalera y garajes
    El objetivo es mantener las vías de evacuación que discurren por ella a una presión superior por medio de un sistema mecánico de suministro de aire fresco, para impedir que el humo invada la escalera o el garaje y dificulte su evacuación.
  • Señalización de emergencia
    Especialmente para las vías de evacuación.
  • Puerta cortafuego
    Elemento fundamental en el compartimento de zonas de evacuación, por ejemplo, escaleras de emergencia, en los pasos a garajes y accesos al edificio.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento