Conflicto en el Canal de Panamá
El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá, Jorge Quijano (izq.), y el presidente de la Cámara de Comercio y Agricultura del país, José Luis Ford (dcha.). Alejandro Bolívar / EFE

El principio de acuerdo entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio encargado de la ampliación de la vía para que las obras sigan adelante ha sido posible después de que la administración panameña haya aceptado dar una moratoria a estas empresas para la devolución de los anticipos de 784 millones de dólares (unos 580 millones de euros) que se les adelantaron años atrás.

Así lo ha explicado el administrador del Canal, Jorge Quijano, durante su comparecencia en la Asamblea Nacional del país. Quijano añadió que la concesión de la moratoria al consorcio que lidera Sacyr constituye "el riesgo que la ACP está dispuesta a asumir para que culmine el proyecto". "Tiene un coste para la Autoridad, pero es el menor siempre que haya solución amigable", argumentó.

El conflicto podría suponer que la conclusión del proyecto se retrasase a diciembre de 2015Quijano agregó que el acuerdo se ha alcanzado a partir de la propuesta realizada por Zúrich, que pasa por convertir en un préstamo la fianza de 400 millones de dólares (unos 297 millones de euros) que la aseguradora dio al proyecto, y por que tanto la ACP como el consorcio aporten otros 100 millones de dólares (unos 74 millones de euros) cada uno.

El pacto, que queda a la espera de que Zúrich confirme su adhesión, podría cerrarse definitivamente "en un par de días", según apuntó Quijano, al tiempo que marcó de plazo hasta el martes para que esté firmado y permita retomar la obra.

El proyecto está ejecutado al 70%, pero el conflicto y la paralización de los trabajos podrían suponer una nueva demora en la conclusión, de forma que se estimaría para entre octubre y diciembre de 2015, frente a la fecha de junio de 2015 prevista hasta ahora, y la de agosto de 2014 fijada en un principio.

El administrador del Canal aseguró que la ACP "piensa que la mejor solución es que el proyecto lo concluyan quienes actualmente trabajan en él". No obstante, reiteró que la Autoridad está técnica y económicamente preparada para concluir las obras en caso de que el consorcio las abandonara, dado que se ha preparado para ello y, según aseguró, "lo seguirá haciendo hasta que el eventual acuerdo esté firmado".