La infanta Cristina ha entrado en coche a las 9.46 horas a los juzgados de Palma, donde ha declarado como imputada en el caso Nóos, y, tras descender del vehículo, ha recorrido unos metros a pie hasta la puerta del edificio judicial.

Doña Cristina ha llegado acompañada de su abogado Miguel Roca y ha dado unos diez pasos hasta la puerta del juzgado, donde ha sido saludada por su otro abogado, Jesús María Silva, con un apretón de manos.

En la puerta del juzgado ha sido saludada por su otro abogado, Jesús María Silva, con un apretón de manosDurante su breve recorrido, la infanta ha sonreído y saludado con un "buenos días" a los periodistas que se congregan en los juzgados.

Salida

Sobre las 18.11 horas de este sábado la infanta ha salido de los juzgados de Palma, nuevamente ha emitido un discreto saludo acompañado de un "gracias" para despedirse.

Doña Cristina se ha marchado como llegó, sonriente, en coche y tranquila.

La duquesa de Palma había sido citada por el juez instructor, José Castro, para declarar como imputada por supuesto fraude fiscal y blanqueo, en este caso que investiga el presunto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos que presidió su marido, Iñaki Urdangarin, entre 2003 y 2006, así como delitos tributarios.