Masiva protesta en Barcelona
Más de 450.000 personas, según los sindicatos; 17.000, según la Guardia Urbana, se han manifestado por el centro de Barcelona en un ambiente festivo contra la reforma laboral. Toni Albir / EFE

Más de 700.000 trabajadores pueden perder poder adquisitivo porque sus convenios colectivos pierden vigencia este año o lo hicieron en 2013 sin que pudieran aplicar la cláusula de ultraactividad, que la reforma laboral eliminó en febrero de 2012.

Las patronales quieren negociar los convenios a la baja pero los sindicatos apuestan por mejoras. En los últimos años, han aceptado congelaciones y rebajas salariales y la pérdida de derechos a cambio de mantener la ocupación, pero el paro ha seguido aumentando. De ahí el cambio de postura.

Aceptaron rebajas salariales para salvar puestos de trabajo pero el paro crece"Las políticas salariales van ligadas a la situación económica pero hay sectores que funcionan y hay que empezar a recuperar poder adquisitivo para reactivar el consumo", explica José Cachinero, responsable de Acción Sindical y Política Sectorial de CC OO.

Además, cuando el convenio colectivo pierde vigencia pasa a regir el Estatuto del Trabajador, que permite pagar a los empleados  el salario mínimo interprofesional. Algunas empresas optan por suscribir convenios peores al que les regía.

Los sindicatos deben negociar los convenios uno a uno teniendo en cuenta la situación de cada sector. Dos de los convenios  más importantes que pierden vigencia este año son el del sector de la construcción, que afecta a 124.000 personas, y el del turismo, que afecta a 120.000.

De los 100.000 trabajadores que se quedaron sin convenio el año pasado, 60.000 pertenecen a sectores de actividad vinculados a la función pública, como los 35.000 empleados de los hospitales de la Xarxa Hospitalària d'Utilització Pública (XHUP) o los 3.000 de empresas de atención domiciliaria, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.