Fábrica de Coca Cola
Operario en una fábrica de Coca Cola. GTRES

Los sindicatos han convocado huelga indefinida en Coca-Cola desde este lunes como protesta por el cierre de la planta de Fuenlabrada, afectada por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado este miércoles y que afectará a un total de 1.250 trabajadores del país, de las que 750 serán despedidas y 500 recolocadas.

La compañía de bebidas refrescantes también comunicó que el cierre de plantas afectará a Fuenlabrada, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias. Pasadas 24 horas del anuncio, el comité de empresa se ha reunido con los trabajadores de la planta madrileña, donde se ha decidido iniciar un paro definitivo desde este lunes, como ha informado el portavoz de FITAG UGT, José María González. Este sábado se anunciarán las manifestaciones previstas.

La compañía de bebidas refrescantes también comunicó que el cierre de plantas afectará a Fuenlabrada, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias "Era una empresa modélica, con unos beneficios de 80 millones de euros y en todo momento pensamos en jubilaciones anticipadas, bajas anticipadas o recolocaciones pero nunca en los despidos, puros y duros, contra trabajadores de carrera", ha explicado González.

Fuentes sindicales han arremetido contra la dirección de Coca-Cola Iberian Partners después de que en la mañana del jueves fueran convocados para la firma del convenio colectivo, que aparejaba una ligera revisión salarial, para horas después, por la tarde, les citaban en un hotel de la capital para anunciarles el ERE y el cierre de la planta de Fuenlabrada.

Con la reunión celebrada este jueves se da comienzo a un periodo de consulta de 30 días, plazo del que dispone FITAG UGT para convencer a la compañía de retirar el expediente y evitar los cierres ya que "Iberian Partners no tiene pérdidas".

"Evitando la aplicación de un expediente de regulación de empleo, FITAG UGT espera que la empresa trate el excedente que tenga de una manera lógica, sin consecuencias dramáticas sobre los trabajadores. Es la obligación moral y el compromiso que el sindicato tiene con los trabajadores es estos momentos económicos difíciles", ha expuesto la central sindical en un comunicado.