Chapas de Coca-Cola
Chapas de botellas de Coca-Cola. FORBES

Coca-Cola Iberian Partners ha presentado este miércoles a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo que afectará a un total de 1.250 trabajadores y ha comunicado el cierre de cuatro de sus once plantas en España, las de Fuenlabrada, Alicante, Palma y Colloto, según informó la compañía. La multinacional, que cuenta con una plantilla en España de 4.200 trabajadores, ha informado a los sindicatos en intención de despedir a 750 personas, mientras que 500 serán recolocadas en otras plantas.

El periodo de consultas del ERE se prolongará hasta el 21 de febrero y, según ha confirmado la compañía a 20minutos, se contempla ofrecer un plan de bajas incentivadas y de prejubilaciones para reducir el número de despedidos directos.

El objetivo, según la empresa, es "eliminar duplicidades e ineficiencias y unificar criterios" Coca-Cola Iberian Partners ha subrayado en un comunicado que la nueva organización corporativa está orientada a "eliminar duplicidades e ineficiencias y unificar criterios" en las actividades y procedimientos que se realizan en el grupo. La empresa ha explicado que en el ámbito productivo se estructurará con arreglo a un nuevo mapa circular, racionalizando así las plantas del Norte de España y de la zona de Levante y Baleares, y capturando sinergias en la zona centro.

Este nuevo modelo industrial que califican de "más eficiente" implicará  el incremento de la producción y de la plantilla en siete de las once plantas de producción, como son las de A Coruña, Bilbao, Barcelona, Málaga, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife y Valencia, pero el proceso de reestructuración conllevará a su vez el cierre de las otras cuatro.

Coca-Cola Iberian Partners destaca que la nueva organización comercial estará centrada en un modelo de venta y distribución más eficiente, con una nueva estructura operativa para la mejora en la gestión de equipos de frío y nuevo modelo de reposición que permita maximizar la eficiencia comercial en el punto de venta. Por otro lado, el servicio de atención al cliente se centrará en Madrid, Barcelona y Sevilla también para potenciar su "rapidez, eficacia y funcionamiento integrado en todas las áreas de contacto directo con el cliente".

Tras cerrarse el proyecto de integración de las embotelladoras de Casbega, Colebega, Cobega, Rendelsur, Begano, Norbega y Asturbega en un embotellador único el pasado 17 de febrero en 2013, y con el reparto de competencias, la plantilla del embotellador único sufrirá un ajuste en el que se verán afectadas un total de 1.250 personas.

Los sindicatos amenazan con "paros inmediatos"

La Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras ha rechazado "radicalmente" el Expediente de Regulación de Empleo presentado por Coca-Cola Iberian Partners, que supondrá el cierre de cuatro plantas y afectará a 1.250 trabajadores, y ha anunciado que convocará "paros inmediatos". En un comunicado, el sindicato avanza que "habrá conflicto, y duro", ya que señala que la compañía tiene unos beneficios de alrededor de 900 millones de euros y una facturación de más de 3.000 millones de euros.

Señalan que la compañía tiene unos beneficios de alrededor de 900 millones de euros y una facturación de más de 3.000 millones Así, con carácter complementario a que los comités de empresa o de centro realicen los paros que consideren oportunos, Feagra-CCOO anuncia hará una convocatoria de paros general que abarque el período de consultas, que empezarán la semana del 3 de febrero, siendo las dos primeras semanas paros de dos horas por turno y trabajador los martes y los jueves y la tercera semana paros completos el martes y jueves. Además, el sindicato señala que ha manifestado "sus discrepancias" en la composición de la mesa negociadora, cuya primera reunión tendrá lugar el próximo 28 de enero, y el resto de las semanas todos los miércoles.

Fitag UGT también ha anunciado que trabaja sobre un calendario de movilizaciones "con el fin último de llegar a un acuerdo" con Coca-Cola Iberian Partners y "evitar a toda costa los despidos" planteados por la compañía. En un comunicado, el sindicato se opone a cualquier solución que pase por despidos, y señala que ha presentado esta tarde en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) el conflicto colectivo y que ha acordado con el resto de las fuerzas sindicales un proceso de movilización.

Así, Fitag UGT señala que, de momento, se plantean llevar a cabo paros de dos días a la semana en todos los centros de trabajo durante el tiempo que dure la negociación, junto con diversas manifestaciones y concentraciones, "que podrían culminarse con una gran manifestación en Madrid en la última semana".