No será la ciudad de Verona en el Renacimiento italiano sino la región de Trentino en la Alta Edad Media el escenario en el que los amantes más célebres de la literatura vivirán su trágico romance en Romeo y Julieta, la nueva versión televisiva del famoso drama escrito por William Shakespeare a finales del siglo XVI y que Telecinco emite este martes y miércoles en prime time.

El coruñés Martín Rivas (conocido por la serie El internado y la película Los girasoles ciegos) y la napolitana Alessandra Mastronardi (Titanic: Sangre y acero, A Roma con amor) dan vida a Romeo Montesco y Julieta Capuleto. Ambos protagonizan una apasionada historia de amor con la que tratarán de cambiar el destino de un mundo marcado por el odio ancestral que divide a sus respectivas familias. Esta moderna adaptación televisiva, dirigida por Riccardo Donna, incorpora nuevos escenarios y personajes secundarios, mayor carga dramática y una atmósfera invernal respecto al relato original.

A diferencia de la auténtica The most excellent and lamentable tragedie of Romeo and Juliet, publicada en 1597, la adaptación televisiva de esta obra clave de la literatura universal incluye novedades respecto a la versión shakespeariana, como la incorporación de diversos personajes secundarios, entre los cuales se encuentra Úrsula, la hermana mayor de Julieta, una joven consumida por los celos e incapaz de darse cuenta de la tragedia que está a punto de desencadenarse ante sus ojos. Venganza, odio, amor, pasión y el deseo de no perder el estatus social son algunos de los sentimientos que se dan cita en esta ficción, que hace especial hincapié en la difícil comunicación entre padres e hijos y en la incomprensión que sienten los jóvenes en el seno de sus propias familias.

La miniserie ha sido rodada en localizaciones naturales y urbanasRodeada de impresionantes cadenas montañosas, la región italiana de Trentino-Alto Adige ha sido el lugar elegido para rodar Romeo y Julieta. Emblemáticas localizaciones naturales y urbanas han acogido el rodaje de esta ficción que incluye también ambientes medievales para recrear de manera fidedigna la oscura y misteriosa Edad Media, una época dura y cruel en la que el enconado conflicto entre dos familias feudales culmina con la tragedia de los dos jóvenes amantes. Uno de los escenarios más destacados de la miniserie es Castel Valer, castillo situado en el municipio de Tassullo, en el que tiene lugar la fabulosa fiesta de máscaras en la que Romeo y Julieta se enamoran.

El balcón de Julieta, en un castillo en medio del bosque

A diferencia del relato original, el balcón de Julieta, escenario en el que la joven Capuleto es cortejada por el osado Montesco, no se sitúa en el patio de un inmueble urbano, sino en Castel Campo, un castillo rodeado de un frondoso bosque. Las escenas de lucha son otros de los elementos distintivos de la ficción, que no ha requerido el asesoramiento de un maestro de armas para diseñar las coreografías de espadas, ya que en la Alta Edad Media se combatía cuerpo a cuerpo: con espadas cortas empuñadas con ambas manos.

"Cuando me propusieron dirigir esta ficción, sentí la necesidad de incorporar varios cambios respecto al relato original. Entre ellos, la decisión de variar la ambientación de la acción: en lugar del Renacimiento italiano, la he situado en una época más dura y misteriosa, la Edad Media feudal. Como gran conocedor del Alto Adige, que es la región europea que concentra el mayor número de castillos y ciudades medievales, estoy convencido de que utilizar como escenario la belleza única de este territorio contribuye a dar esplendor a la historia", explica el director.

Cerca de 40 actores y 1.000 figurantes conforman el elenco de esta adaptación televisiva de la tragedia de Shakespeare, que ha sido rodada íntegramente en Italia durante 9 semanas. Romeo y Julieta constituye junto a Ana Karenina, que se emitirá el martes y miércoles de la próxima semana, algunas las coproducciones internacionales que Mediaset España emitirá este año. La emisión de estos dos estrenos supone un parón de dos semanas para el late night de Jordi González, Se enciende la noche, que según fuentes de la cadena dejará de emitirse durante esta semana y la siguiente "por necesidades de programación".