La lluvia y el frío no impidió que miles de personas volvieran a reivindicar este domingo al Gobierno de Madrid en la decimoquinta 'marea blanca' —la primera del año— la paralización de la privatización de la sanidad pública, un servicio público fundamental que los manifestantes consideran que se está "desmantelando".

Escasamente menos numerosa que la anterior 'marea', celebrada hace un mes y a la que asistieron según fuentes policiales unas 6.000 personas, los manifestantes marcharon al grito "la Sanidad Pública no se vende, se defiende" desde la Plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol en una protesta convocada como en otras ocasiones por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid.

La 'marea mlanca' ha estado marcada esta vez por la decisión del Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de devolver los recursos sobre la privatización de seis hospitales a sus secciones de origen, después de que el expresidente de la Sala Gerardo Martínez Tristán decidiera agrupar todos para resolver sobre ellos a la vez. Con esa decisión, el proceso continúa suspendido.

Los manifestantes portaban una gran sábana en la que se podía leer "No a los recortes, si a la sanidad y sí al servicio público", y durante la marcha corearon distintas consignas contra el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty.

Además, los asistentes celebraron el acuerdo alcanzado entre trabajadores de la Lavandería Central Hospitalaria y la concesionaria, que ha terminado con la huelga indefinida que mantenían los empleados desde el 6 de diciembre. Otro de los motivos de la concentración fue mostrar el rechazo a la reforma de la Ley del Aborto que prepara el Gobierno.

Tomás Gómez apoyó la marcha

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, apoyó este domingo a los profesionales sanitarios que salieron a la calles en la décimoquinta 'marea blanca' que, a su juicio, tiene "aire de victoria", tras la decisión del TSJM de devolver los recursos a sus secciones de origen. "En esta legislatura no van a poder desmantelar la sanidad pública", señaló Gómez en declaraciones a los periodistas.

El Sindicato de Técnicos de Enfermería ha dicho que seguirán convocando la 'marea blanca' mientras estén en proceso de privatización Dicho esto, manifestó que lo que, desde su punto de vista, "debería hacer" Ignacio González es "pedir perdón a los médicos y a los profesionales, pedir perdón a los pacientes, pedir perdón a la sociedad madrileña y aparcar definitivamente los planes" que tiene para la sanidad pública.

La "Sanidad no tiene precio, con la Sanidad no se hace negocio, ni limpios, ni menos limpios, como parece que había en todo esto", dijo Gómez, antes de acusar al PP de "recortar derechos, libertades, prestaciones" y querer "desmantelar el estado de bienestar" porque este Gobierno "nos quiere llevar al pasado".

En la cabecera de la protesta, la secretaria general de Sanidad de CC OO Madrid, Rosa Cuadrado, también se refirió a la decisión hace unos días del TSJM y aunque se mostró "esperanzada" por ello, ha dicho que "no se puede bajar la guardia".

Por su parte, Ignacio Hernández, de UGT Madrid, ha apuntado que al decisión del TSJE tan sólo "retrasa los planes" del Ejecutivo regional.

Por ello, la secretaria autonómica del Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE), María Ángeles Torres, ha dicho que seguirán convocando la 'marea blanca' mientras estén en proceso de privatización porque es necesario defender la sanidad pública.

Consulta aquí más noticias de Madrid.