Guardia urbana de Barcelona
Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, en los disturbios provocados por la protesta a favor del barrio burgalés de Gamonal en la ciudad condal. GUARDIA URBANA

La Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d'Esquadra ha utilizado por primera vez un cañón de sonido, dispositivo acústico de largo alcance (LRAD), para dispersar a los manifestantes que estaban provocando altercados en el centro de Barcelona al final de la manifestación en solidaridad con las protestas en el barrio de Burgos Gamonal, han informado fuentes de Interior.

Los Mossos han utilizado el cañón de sonido en la estrecha calle Carretes, que ha servido para dispersar a un grupo de manifestantes; según las primeras informaciones, hay al menos tres detenidos en los disturbios.

La manifestación de este viernes por la noche, en la que han participado unas 1.000 personas en plaza Sant Jaume, ha acabado con altercados provocados por un grupo en La Rambla y las callejuelas del Raval.

Un centenar de individuos ha lanzado todo tipo de objetos contra la comisaría de la Guardia Urbana en esta avenida barcelonesa —sillas, mesas y macetas—, que estaba siendo protegida por decenas de agentes de este cuerpo.

Además, han incendiado varios contenedores, han destrozado bancos, han dañado algunos edificios y mobiliario urbano del centro.

Así funciona un cañón de sonido:

Consulta aquí más noticias de Barcelona.