Nuevos recortes en la EMT de Madrid: más espera el domingo y menos buses a las universidades

  • El Consorcio y la EMT acometen en los próximos días el enésimo recorte en el servicio de autobuses urbanos de la capital.
  • Quitan vehículos de las seis líneas universitarias las tardes de los viernes y se retrasa el inicio del servicio diurno los domingos por la mañana.
  • Esto se suma a la eliminación de los búhometros, la supresión de la línea del campus de Somosaguas y la retirada de buses en 55 trazados durante 2013.
  • La EMT lo justifica como "un ajuste de la oferta por la disminución de la demanda en domingos y la menor actividad en las universidades los viernes".
Un autobús se aproxima a una parada en la Avenida Complutense, en Ciudad Universitaria (Madrid).
Un autobús se aproxima a una parada en la Avenida Complutense, en Ciudad Universitaria (Madrid).
JORGE PARÍS

Los usuarios de los autobuses urbanos de Madrid sufrirán en los próximos días un nuevo recorte del servicio. En esta ocasión, la reducción de vehículos y horarios afectará especialmente a dos colectivos: los madrileños que suelen coger el bus los domingos por la mañana (unas 7.000 personas, sobre todo trabajadores de turnos de noche y fin de semana) y los universitarios que salen de los campus los viernes por la tarde (durante todo el último día lectivo de la semana usan las líneas universitarias entre 23.000 y 25.000 personas). Este mismo domingo arranca el nuevo horario del servicio de domingos y desde el próximo viernes 24 se reducirán los vehiculos de las seis líneas universitarias.

A partir de este fin de semana, el servicio diurno de autobuses comenzará a funcionar más tarde en las mañanas de domingos y festivos. Hasta ahora, los buses comenzaban a circular en una horquilla entre las 5.00 y las 6.30 horas en las mañanas de días no laborables. A partir de este domingo 19 de enero, el 75% de las líneas diurnas arrancarán a las 7.00 h. de forma general, lo que implica retrasar el inicio del servicio entre media hora y dos horas, en función del trazado. En las cabeceras céntricas, se iniciarán los recorridos a las 7.30 h. En el tramo horario que ya no quedará cubierto por los buses diurnos se podrán coger los nocturnos. Pero estos autocares tardan aproximadamente el doble de tiempo en pasar por las paradas (la frecuencia de los diurnos oscila entre 9 y 25 minutos; los nocturnos pueden tardar entre 20 y 50 minutos).

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) ejecutará este recorte siguiendo las instrucciones del Consorcio Regional de Transportes. Su intención es conseguir "un ahorro de costes y una menor necesidad de recursos humanos, teniendo en cuenta que en la franja horaria de los domingos por la mañana hay escasa demanda, un 1,4% del total de usuarios del día", según fuentes de la empresa pública. Aún así, en ese tramo de la jornada utilizan habitualmente los autobuses unos 7.000 usuarios, según estimaciones de la EMT. Quienes más notarán el ajuste son las personas que trabajan los sábados en turno de noche o los domingos en horario de mañana, como trabajadores de hostelería o personal de seguridad privada.

En Ciudad Universitaria, Somosaguas y Vallecas

Por otro lado, el próximo 24 de enero entrará en vigor una reestructuración de las seis líneas universitarias que dan servicio a los campus de Ciudad Universitaria, Somosaguas y Vallecas (las líneas A, E, F, G, H y U). Los viernes por la tarde (a partir de las 15.00 h), estos itinerarios estarán servidos con menos autobuses, con lo que se empeorará la frecuencia y aumentará el tiempo de espera en las paradas. La EMT calcula que los vehículos tardarán "hasta un minuto y medio más en pasar", mientras que fuentes del Consorcio dicen que el retraso podría llegar "hasta los tres minutos".

Los gestores del servicio público de autobuses justifican el recorte inminente en los campus por la reducción de viajeros: "En las tardes de los viernes, la demanda de usuarios de estas líneas baja notablemente como consecuencia del inicio del fin de semana y de la menor actividad académica". De lunes a jueves, utilizan estos trazados 31.000 personas diarias y los viernes la demanda baja a unos 25.000 usuarios durante todo el día (un 24% menos), según datos de la EMT. "Los usuarios apenas lo van a notar, porque a esas horas el tráfico es más fluido; lo que esperen de más en la parada, lo ganarán en el trayecto", dicen en la empresa pública. Sin embargo, los estudiantes consideran que la actividad universitaria sigue siendo importante en viernes, por las clases de tarde, los alumnos que acuden a las bibliotecas y las actividades deportivas.

Estos nuevos recortes se suman al empeoramiento del servicio que viene sufriendo la EMT en el último año: desde inicios de 2013 se han eliminado los búhometros que hacían por superficie el mismo recorrido que el metro y se han suprimido líneas clave como la I de Somosaguas. Además, a lo largo del año pasado se retiraron coches de medio centenar de trazados. La última tanda de recortes se produjo el pasado otoño, con 22 líneas reducidas en septiembre y otras nueve más en noviembre. "Se está ofreciendo un peor servicio a un precio mayor. Al quitar servicio lo que consiguen es justamente que haya menos demanda", lamenta Juan José Castañeda, secretario general de UGT en la EMT. Además, durante 2014 se desarrollará la fusión entre la EMT y Madrid Movilidad con el objetivo de "ahorrar costes", y se está negociando un convenio colectivo con los trabajadores que podría incluir un recorte de salarios.

Julia Grabe, estudia en la Complutense: "Los autobuses van llenos, hasta por la tarde"

Julia es alumna de Derecho en el campus de Ciudad Universitaria y suele coger la línea G. "Hay mucha gente que trabaja por la mañana y viene a clase en el turno de tarde. Los autobuses van llenos siempre, incluso los viernes por la tarde, así que no entiendo que quiten vehículos: es poner más obstáculos de los que ya tenemos los estudiantes, tras las subidas de las tasas o las reducciones de servicio en las bibliotecas. Es verdad que si tienen que recortar de algún horario, esa franja es la mejor, pero también habrá afectados", comenta esta universitaria.

Alberto Quesada y Fanny Rodríguez, estudian Derecho: "El día con menos actividad"

Alberto y Fanny estudian Derecho en la Complutense. Son usuarios habituales de la línea U, que tiene una parada en la puerta de su facultad. "Es verdad que los viernes hay menos actividad en la universidad, aunque también hay gente matriculada por la tarde que se verá muy afectada", cuenta Alberto. "Además, en época de exámenes muchos vienen a la biblioteca a estudiar", añade Fanny. En opinión de estos jóvenes, el recorte en buses se une al aumento de tasas y la dificultad de acceso laboral para los universitarios: "Nos están dando por todos lados".

Stefano Cili, de Erasmus en la Complutense: "Ahorrarán a costa de los estudiantes"

Stefano es un universitario italiano con una beca Erasmus en la Complutense. "No está bien que quiten los autobuses, hay muchos alumnos que los utilizan para venir a clase o para estudiar en la biblioteca. No le veo ninguna ventaja, más que ahorrar dinero a costa de los estudiantes. Ahora irán más llenos todavía".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento