Julia Navarro, madre de su nieta
Julia Navarro, junto a su hija, en la web del diario The Salt Lake Tribune. 20MINUTOS

Una peruana de 58 años de edad dará a luz en las próximas semanas en Utah (EE UU), a su primera nieta, después de servir como madre sustituta de su hija, informó la prensa local.

"Como familia, tenemos que ayudarnos unos a otros", dijo Julia Navarro al diario local The Salt Lake Tribune, en el que aparece en una foto con su hija Lorena McKinnon, de 32 años, quien le acaricia el vientre. Navarro, narró al diario que como cualquier abuela cariñosa todos los días le susurra, le canta y le dice a su futura nieta que la ama.

McKinnon, quien vive en Provo, en el oeste de Utah, ha tenido una decena de intentos fallidos de procrear, siendo el más largo un embarazo que terminó a las 10 semanas.

La futura madre primeriza dice que es un regalo inesperado e imposible de pagar, mientras que su madre, quien también será abuela primeriza, no considera que sea un gesto extraordinario.

Lorena llegó de Perú para estudiar diseño gráfico en la Universidad del Valle de Utah, donde luego conocería a Micah McKinnon, con quien se casó en 2005. Ambos decidieron hace unos tres años tener una familia, pero ante la frustración optaron por alquilar un vientre. Al principio, Lorena, quien es asistente de vuelo, pensó en otras posibles candidatas, hasta que Navarro se ofreció, ahorrándole al menos 30.000 dólares, la mitad del costo del procedimiento.

Durante tres meses, su madre, quien es divorciada, fue inyectada con hormonas antes de recibir el óvulo fertilizado, y los médicos dieron solamente un 45% de probabilidad de éxito en el implante. Ahora esta futura abuela se encuentra en el octavo mes de embarazo.