Imanol Arias se mete en la piel del cooperante Vicente Ferrer

  • La 1 estrena este jueves por la noche la película de Agustín Crespi sobre los últimos 30 años de la vida del misionario.
  • Un trabajo rodado en Anantapur que narra las dificultades del español que ayudó a los más desfavorecidos de la India.
  • El protagonista reconoce que harían falta "cuatro películas más para entrar de lleno en cómo se hacían las cosas".
Fotograma de la tv movie 'Vicente Ferrer', interpretado por Imanol Arias.
Fotograma de la tv movie 'Vicente Ferrer', interpretado por Imanol Arias.
IRENE MERITXELL

"Un hombre con la cabeza en las estrellas y los pies en la tierra". Así describe Imanol Arias al cooperante español Vicente Ferrer, a quien interpreta en la película que repasa sus últimos 30 años de vida y que esta noche, a las 22.30 horas, estrena La 1. Aída Folch, Carles Canut, José María Pou y Alba Flores completan el reparto de esta película rodada en la India y dirigida por Agustín Crespi.

El misionario español, que murió a los 89 años en la ciudad india de Anantapur en 2009, dejó traslucir, a través de su obra, que "la vida tiene que ver con los demás". El actor Imanol Arias interpreta a un "personaje inmenso de características especiales". Un reto que ha marcado al veterano actor también conocido por su papel como Antonio Alcántara en la longeva serie Cuéntame cómo pasó, que este año estrena su decimoquinta temporada.

La película Vicente Ferrer cuenta la vida de un hombre que eligió la acción como método para cambiar el mundo. Su determinación devolvió la dignidad a los más desfavorecidos en la casta de los dálits o intocables (los más marginados del país) y transformó la tierra desahuciada de Anantapur, un distrito desértico de la India, en un paisaje fértil y productivo. La tv movie se centra en su última etapa y arranca con su regreso al país asiático en 1969, después de un exilio obligado a España.

En palabras del protagonista: "Es un trabajo imperfecto porque harían falta cuatro películas más para entrar de lleno en cómo se hacían las cosas para sacar de la pobreza a más de 2,5 millones de personas que ahora tienen una casa, un campo para cultivar, agua corriente, que ya pueden escolarizar a sus hijos… Cosas que allí van consiguiendo mientras que aquí, curiosamente, vamos perdiendo".

Rodaje en Anantapur

Durante cinco semanas, Agustín Crespo dirigió a un elenco de actores encabezado por Imanol Arias y Aída Folch en el papel de la periodista Anne Perry, que terminaría casándose con Vicente Ferrer y entregándose en cuerpo y alma a la causa de su marido (actualmente es la directora de la Fundación Vicente Ferrer, que continúa comprometida con la transformación de una de las zonas más necesitadas de la India). En el rodaje, que tuvo lugar en el estado de Andra Padresh, también participaron Carles Canut, que interpreta al colaborador más cercano a Ferrer, Jose María Pou como el padre Font y Alba Flores en el papel de Shamira, una joven de la casta dálit.

Meterse en la piel de Vicente Ferrer fue, para Imanol Arias, "como el juicio de Charles Manson, era culpable en todo momento". El actor explica que tenía por delante "un juicio complicado, tenía que hacer un personaje muy grande en una tv movie con un presupuesto adaptado a la nueva situación económica de la cadena y por lo tanto era necesaria la ayuda de la fundación, sin la cual no se habría podido hacer esta película".

Para prepararse el personaje, Arias llegó "con el conocimiento previo que cualquier ciudadano que quiere estar al día puede tener sobre Vicente Ferrer". Una vez en el campo de batalla, "me sumergí en su trabajo, en los recuerdos que hay de él, que están muy presentes, en sus escritos, que los tuve en la mano, y con la ayuda del fotógrafo de la película reproducimos varios retratos de Vicente, en el mismo sitio, con la misma ropa, los mismos gestos... un trabajo que nunca había hecho antes como actor y que ha sido muy interesante dado el notable parecido entre nosotros", describe el actor.

Las ideas dividen y los hechos unen

Rodar en un lugar donde la pobreza está "tan extendida" invita a la reflexión. En el caso de Imanol Arias, fue su papel de Vicente Ferrer lo que le impulsó a hacer un repaso introspectivo por su propia vida. "Al interpretar a Vicente Ferrer y trabajar con su fundación sí repasé mi vida pero no sé si tengo alma para tanto cambio", confiesa el actor, que describe al misionario como "un personaje inmenso que, a través de su obra, deja traslucir que no hace falta retirarse de la vida, que la vida tiene que ver con los demás. Yo siempre me he preocupado por la sociedad y ahora lo enfoco más a las personas y al hecho de que las ideas nos dividen y sin embargo los hechos nos unen", considera Arias.

Esta experiencia ha llevado a Imanol a cambiar el chip: "hay una felicidad en todos los momentos y no es una felicidad estúpida sino que tiene que ver con ser consciente de lo que tienes al lado. Creo que la India es un paradigma en este sentido. Allí la pobreza es tan real que los pobres llegan a entender una felicidad dentro de ellos que se basa en dar de comer a diario a sus hijos, estar en familia y conectar con el mundo de una forma que les haga valorar las cosas", recapacita el actor.

Al finalizar la película de televisión, producida por TVE y el Grupo Ganga, La 1 emitirá el documental La felicidad según Vicente Ferrer, que recoge varias entrevistas con familiares y colaboradores del cooperante en Barcelona, Madrid, Calella de Mar y Zaragoza e incluye imágenes de los archivos del No-Do, TVE y de archivos indios y británicos, así como imágenes de la familia Ferrer que no se han hecho públicas hasta ahora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento