Sube el IVA, se recortan subvenciones, se rueda menos, se recauda menos y el número de espectadores sigue cayendo en picado. El cine español no pasa por su mejor momento, eso está claro, pero los profesionales del sector no desesperan y, un año más, se preparan para la gran fiesta de la cinematografía patria, la gala de los premios Goya, que se celebrará el próximo 9 de febrero en el Hotel Auditorium Madrid.

Este martes, los jóvenes actores Clara Lago y Quim Gutiérrez han dado a conocer, en una sala abarrotada de periodistas —lo que demuestra que el cine español sigue interesando—, la lista de los candidatos a la XXVIII edición de estos galardones, en la que el cineasta Jaime de Armiñán recibirá el Goya de Honor.

La favorita según el número de nominaciones es La gran familia española, de Daniel Sánchez Arévalo, que opta a un total de 12 premios. "Fui a la Virgen de Guadalupe y ha funcionado", bromeó el director, quier se considera una persona muy afotunada por poder trabajar en lo que le gusta. "Me siento un privilegiado, por las nominaciones y por poder seguir escribiendo (...). No hay mejor premio que ser apoyado financieramente en mis proyectos", asegura.

¿Sorpresas? Alguna ha habido. La más llamativa, el hecho de que la segunda película con más nominaciones (diez), Las brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia, no figure en ninguna de las categorías importantes. No competirá como mejor película, no luchará por la mejor dirección ni por el mejor guión y tampoco ha colocado a ninguno de sus actores entre los candidatos a mejor intérprete principal.

No creo que Montoro haya visto ninguna de las películas nominadas, y si las ha visto, no se ha enterado de nada Peor le ha ido a Pedro Almodóvar con Los Amantes Pasajeros, que estará presente en la gala con una única nominación, a mejor diseño de vestuario, categoría en la que se ha producido un pequeño error con los candidatos, donde una misma diseñadora optaba al Goya por dos películas diferentes, algo prohibido según las bases del concurso. El fallo, poco significativo, se ha corregido a gran velocidad.

Tras la gran familia y las brujas, la lista de las películas con más opciones a los Goya la completan Caníbal, de Manuel Martín Cuenca, con 8 candidaturas; 15 años y un día, de Gracia Querejeta, y 3 bodas de más, de Javier Ruiz Caldera, con 7 nominaciones; y Vivir es fácil con los ojos cerrados, de David Trueba, y La herida, de Fernando Franco, con otras 6 candidaturas.

Querejeta no pierde la esperanza. "Esta es mi tercera nominación a la mejor dirección, así que a ver si ahora va la vencida", dijo. Por su parte, Trueba piensa más en el nuevo impulso que estas candidaturas le pueden dar a su película: "Mi esperanza sería que las nominaciones sirvieran para que la película volviera a muchas ciudades donde ha estado y mucha gente se ha quedado con ganas de verla. Pocas veces te dan esta oportunidad de tener una segunda vida y a una película como esta le viene muy bien".

Carlos Bardem, nominado en las categorías de Mejor Actor de Reparto y Mejor Guión Adaptado por su trabajo en Alacrán Enamorado, no ha dudado en hacer una dura crítica al maltrato que está sufriendo la cultura en España por parte del Gobierno, en referencia directa a los comentarios despectivos del ministro de Hacienda sobre la calidad del cine español: "No creo que Montoro haya visto ninguna de las películas nominadas, y si las ha visto, no se ha enterado de nada. Vive en una burbuja de falsedad y prejuicios ante todo lo que no es lo suyo. No creo que le interese el cine ni la cultura en general".

Los títulos que optan al Goya a la Mejor Película son La gran familia española, 15 años y un día, Caníbal, La herida y Vivir es fácil con los ojos cerrados.

La gran familia española

Como ya hizo en Primos, Daniel Sánchez Arévalo utiliza la acuarela de la idiosincrasia española para pintar una comedia desenfadada y llena de enredos que gira en torno a la figura del hombre como eterno adolescente atrapado en un cuerpo adulto. Una boda que se celebra durante la final del Mundial de Sudáfrica sirve de marco para una historia de amor y humor a la española que se ha ganado a gran parte del público y la crítica.

¿Ganará el Goya?

Argumentos a favor: El buen trabajo de actores como Quim Gutiérrez, Verónica Echegui o Héctor Colomé. La sensación de frescura y emoción real que transmite el guión en algunos momentos.

Argumentos en contra: En ocasiones, los aciertos cómicos quedan ensombrecidos por momentos bochornosos y clichés exagerados que afean el conjunto. Además, los académicos no son muy amigos de la comedia y las historias ligeras a la hora de otorgar el Goya a Mejor Película.

15 años y un día

Gracia Querejeta también llega a los Goya con una historia familiar, pero en clave de drama. La historia gira en torno a Jon, un adolescente traumatizado por el suicidio de su padre y por el carácter inestable de su madre que está acostumbrado a meterse en problemas y siempre opone resistencia a la autoridad. Cerca de los quince años, es expulsado de su colegio y su madre le manda a un pueblo de la costa gaditana con su abuelo para que aprenda disciplina.

¿Ganará el Goya?

Argumentos a favor: La cinta ha sido galardonada con la Biznaga de Oro en la XVI edición del Festival de Cine de Málaga además de la de Plata al Mejor Guión para Querejeta (compartida con Antonio Santos Mercero) y a la Mejor Banda Sonora Original (Pablo Salinas). El talento de Maribel Verdú siempre suma puntos.

Argumentos en contra: La película adolece de cierta inconsistencia argumental. A pesar del tono grave y realista del guión y las actuaciones, la historia no llega a producir un gran efecto emocional en el espectador.

Caníbal

Un antihéroe es el protagonista de una de las películas más originales que ha visto este año el cine español. Caníbal es una historia de terror con tintes dramáticos basada en el libro homónimo de Humberto Arenal. Su protagonista Carlos, es el sastre más conocido y respetado de Granada, un hombre ejemplar que oculta un gran secreto: se alimenta de la carne de mujeres. Cuando conoce a una joven rumana, con la que llega a entablar cierta relación emocional, comienza a replantearse su forma de vida.

¿Ganará el Goya?

Argumentos a favor: En la última edición del Festival de San Sebastián, Caníbal recibió la Concha de Plata a Mejor Fotografía, un reconocimiento a la excelencia formal del filme. La calidad interpretativa de Antonio de la Torre (favorito en la categoría de mejor actor protagonista) eleva el valor de la película a cotas de sobresaliente.

Argumentos en contra: Ni la calidad técnica ni los aciertos en dirección e interpretación logran que el espectador se implique al cien por cien en una historia que en ciertos momentos del metraje parece demasiado ajena y falta de interés.

La herida

El epicentro del filme, que supone el debut de Fernando Franco como director, responde al nombre de Ana, una mujer que se dedica a ayudar a los que más lo necesitan, pero que ve cómo su vida personal es cada vez más un completo desastre: es incapaz de relacionarse de forma fluida con los demás, su agresividad aumenta de forma peligrosa y no es capaz de controlar su comportamiento y sus emociones, por lo que su sentimiento de culpa se acentúa hasta el punto de llegar a autolesionarse. Ella no lo sabe, pero en realidad está enferma, tiene un Trastorno Límite de la Personalidad.

¿Ganará el Goya?

Argumentos a favor: La cinta viene respaldada por el Premio del Jurado en la última edición del Festival de Cine Internacional de San Sebastián. También logró el Premio a la Mejor Actriz para Marián Álvarez. Es una historia cruda e incluso desagradable, y eso suele gustar de cara a los premios.

Argumentos en contra: Muy inaccesible para cierto tipo de público, que no encontrará, por más que busque, nada parecido a la empatía. De cara a ganr el Goya a mejor película esto no debería ser un gran problema.

Vivir es fácil con los ojos cerrados

El título de la última película de David Trueba es parte de la letra de la canción Strawberry Fields Forever, un tema de The Beatles que John Lennon comenzó a componer durante el tiempo que pasó en Almería para el rodaje de una película. Precisamente en esa época, 1966, y en ese contexto se desarrolla la trama del filme, la historia de un profesor que enseñaba inglés a sus alumnos usando las canciones de The Beatles y que decide viajar a Andalucía para conocer a su ídolo.

¿Ganará el Goya?

Argumentos a favor: Javier Cámara, nominado a mejor actor, y Natalia de Molina, nominada a mejor actriz revelación. Toneladas de carisma. El tono alegre, luminoso y optimista que desprende toda la película son muy de agradecer en tiempos amargos.

Argumentos en contra: La inclusión de algún elemento de verdadero dramatismo tal vez le habría dado a la película un toque más trascendental. El guión es casi siempre muy previsible.