El Departamento de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón ha adjudicado en una subasta pública celebrada este martes un reloj suizo de bolsillo en oro de 18 quilates, datado entre finales del siglo XIX y principios del XX, por valor de 9.000 euros.

La joya ha sido adquirida por un coleccionista de origen argentino que se había interesado por el reloj mediante las gestiones de asesoramiento realizadas por los profesionales del programa televisivo 'Zarrios', de Aragón TV, ha informado el Departamento de Hacienda y Administración Pública de Ejecutivo autonómico en un comunicado.

La directora general de Contratación, Patrimonio y Organización del Gobierno de Aragón, María Asunción Casabona, ha explicado que "el objetivo de este tipo de subastas es dar salida a bienes procedentes de abintestatos, personas que han fallecido sin herederos y sin dejar testamento, que pasan a ser custodiados por la Comunidad autónoma".

Así, el Gobierno de Aragón vende estos bienes en subasta pública "y los fondos que recauda por ellos se destinan a establecimientos benéficos con sede en la Comunidad".

El reloj subastado es una pieza única, tanto por sus características como por su valor histórico, han apuntado desde el Ejecutivo aragonés. Su manufactura corrió a cargo de la compañía suiza Courvoisier & Freres, firma artesana reconocida por sus grandes maestros relojeros, especializados en la construcción de relojes de bolsillo de oro dotados de técnicas avanzadas como la repetición, cronógrafos y autómatas, entre otras, han agregado.

En este caso, se trata de un reloj "refinado de alta gama", según la catalogación realizada por el Colegio Oficial de Joyeros, Orfebres, Relojeros y Gemólogos de Cataluña, ha indicado el Gobierno aragonés.

DEDICATORIA

Este objeto posee una dedicatoria grabada en la placa, en la que se lee 'A su mejor amigo dedican este recuerdo, Núñez y Guibaja', leyenda que corrobora el valor histórico de la obra, que está fechada entre 1890 y 1905.

Los empresarios argentinos Núñez y Guibaja han pasado a la historia como los descubridores del primer recorrido para acceder a las cataratas de Iguazú, en 1897. Cuatro años más tarde, estos mismos socios habilitaron, mediante una importante donación, el primer camino transitable para acceder a las cataratas y construyeron el primer hotel en este paraje natural, que desde entonces está considerado uno de los lugares más hermosos del mundo, han sostenido desde el Gobierno autonómico.

El reloj fue regalado por estos empresarios argentinos a su amigo Elías Martínez, quien lo conservó durante toda su vida y lo dejó en herencia familiar a su hijo y este, posteriormente, también a su hijo.

La joya pasó a ser propiedad de Elías Martínez Santiago, nieto del propietario original, quien falleció en Zaragoza como abintestato —sin herederos y sin realizar testamento—, por lo que sus bienes pasaron a ser custodiados por la Administración autonómica.

El Gobierno de Aragón ha recordado que gracias "a la importante fortuna del legado de esta persona se han construido dos residencias de mayores, una en Utebo y otra en el zaragozano barrio de Torrero".

Otras características del reloj

El reloj subastado cuenta con tapas anterior y posterior marcadas interiormente con el número de serie 197194, maquinaria de tres puentes, cuerda manual mediante corona, escape de ancora rematada con dos paletas de rubí.

La tapa de tambor del barrilete está grabada con el término Girard Perregaux (Patent March 1884), que hace referencia a la patente adquirida por la citada empresa suiza Courvoisier & Freres.

Esta pieza se había conservado hasta ahora en el servicio de Patrimonio del Departamento de Hacienda y Administración Pública. El importe obtenido en las subastas por la enajenación de bienes procedentes de abintestatos es recabado por la Junta Distribuidora de Herencias de la Comunidad Autónoma de Aragón, organismo colegiado que distribuye sus fondos para fines sociales.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.