Las direcciones de las empresas que explotan los espacios nórdicos de Candanchú y Le Somport (Francia), han cerrado un acuerdo de unión de los circuitos de fondo de ambas estaciones, convirtiéndonos así en una referencia "obligada" en el esquí nórdico en Aragón y en los Pirineos nacionales.

Este acuerdo transfronterizo se ha firmado para varios años con el objetivo de dar un servicio a los practicantes de esta modalidad a largo tiempo. Así como existe un compromiso por las dos partes de trabajar en el desarrollo de un proyecto de un nuevo espacio de esquí nórdico, donde poder ofertar más servicios, más kilómetros a todos los clientes.

"De entrada ya estamos ofreciendo a un circuito de 35 kilómetros, debidamente balizado y señalizado, que les harán disfrutar de las maravillas de este deporte tan ligado a la naturaleza. Todo ello en beneficio de los esquiadores y de los visitantes que se acercan a nuestros valles, con la ilusión de encontrarse con una estación de calidad", han indicado las empresas en una nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Huesca.