La Audiencia de Málaga ha confirmado la pena de prisión impuesta a dos hombres por entrar en una antigua discoteca de la capital malagueña, tras hacer un agujero en la pared, con el objetivo de robar cable de cobre. Así, se desestima el recurso de apelación presentado por los acusados.

Los hechos sucedieron en diciembre de 2012. El Juzgado de lo Penal número 11 de Málaga declaró probado, según consta en la sentencia de la Audiencia a la que ha tenido acceso Europa Press, que los dos hombre practicaron un agujero en el local de dicho establecimiento, ubicado en la zona este de la capital.

Una vez en el interior, arrancaron los cables de cobre de las instalaciones y los apilaron con la intención de llevárselos. Por estos hechos, se les condenó por un delito de robo con fuerza en las cosas, en grado de tentativa, y se le impuso a cada uno seis meses de prisión y el pago de una indemnización por los daños causados.

Frente a esta sentencia, las defensas de los acusados presentaron recursos, alegando error a la hora de valorar la prueba, el cual que "no observa la Sala", ya que los acusados "son hallados en el lugar de los hechos". Así, se precisa que los hechos se corresponden con ese delito, aun cuando no hubieran hecho ellos el agujero.

Respecto al registro realizado en un vehículo, en el que se encontraron herramientas de construcción, fue impugnado por las defensas, pero el Tribunal de apelación señala que tanto esta diligencia como lo que allí se encontró "carecen de relevancia en la causa", por lo que se desestiman los recursos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.